La dispersa oposición
Escrito por Ricardo Ciliberto Bustillos   
Lunes, 28 de Noviembre de 2022 00:00

altLa lógica indica que uno no puede reunificar lo que nunca ha estado unido.

Sin ánimo de aguafiestas,  es lo que pasa con nuestra oposición.      Lamentablemente, siempre ha estado disgregada, dispersa, variopinta o diseminada, aunque a muchos  les plazca hablar de unidad y cohesión. Solo en dos oportunidades – seria y responsablemente -  hicimos un gran esfuerzo común: en el 2012, en función de la candidatura presidencial de Enrique Capriles y en el 2015, para las elecciones parlamentarias. No está demás  subrayar que esta mancomunidad  estuvo pegada -  como se dice popularmente -   con “saliva de loro”.

Es innegable que tenemos varias oposiciones. Muchas camarillas, organizaciones políticas y algunos renombrados dirigentes  andan por su cuenta, hablando ante  un auditorio inexistente y en total  contravía a lo que esperamos los venezolanos. De paso, parecieran no entrar en razón. Una feria de candidatos no nos  llevará a ninguna parte. Y es que desafortunadamente debemos convenir que la terquedad y la ceguera cierran todas las posibilidades de entendimiento. Por eso no vemos las primarias, hasta ahora, como el único y definitivo método para elegir al candidato presidencial. Por lo contrario, y a la postre, traerá mayor  disgregación y divergencias. Y es que pocos se quedarán con  su pérdida electoral envuelta tranquilamente bajo el brazo. De seguro, habrá excusas, acusaciones y señalamientos graves o inventados, todo obviamente,  en perjuicio de las huestes opositoras y en beneficio de Nicolás Maduro.

Seguimos apostando  a  la fórmula  del entendimiento. La democracia directa y si se quiere participativa tiene sus límites, normas y sobre todo,  inteligencia y  oportunidad. Una  romería de candidatos, acompañados de unos pocos bulliciosos partidarios  para llamar la atención de algunos eventuales votantes, solo complicarán más las cosas.  Por el contrario, la concertación y la inclusión resultan – entonces -   herramientas imprescindibles, sólidas y de sentido común para la selección del aspirante presidencial que habrá de enfrentarse al candidato del régimen.

No podemos equivocarnos nuevamente. La concertación y el consenso, más que nunca, son necesarios.

Por cierto,  es muy probable que cuando se publique este artículo se hayan firmado algunos acuerdos en Ciudad de México. Sería una verdadera contradicción que mientras estemos fajados  sobre algunos puntos sometidos a consideración de las partes, aquí busquemos “sacarnos las vísceras” (Manuel Caballero dixit) en una pelea entre  opositores.

Repetimos, no se trata de ser pesimista o ave de mal agüero. Tan solo prevenir  que hay que tener a mano otras alternativas que pudiesen ayudar a solventar la intrincada situación que se nos presentará, inevitablemente, con las benditas primarias.

La oposición está disgregada. Urge lograr un pegamento que le dé robustez, cuerpo, consistencia y agallas. Su dispersión procura el desánimo, la abulia electoral y – sobre todo – el rechazo popular. Es cuestión de pensarlo detenidamente. Incluso, deberíamos ir sopesando  qué hacer ante las peligrosas consecuencias con las que tendremos que lidiar si se llega a concretar el adelanto de las elecciones que, sin rubor alguno, ya ha asomado el gobierno. Cuidado si nos agarran en pleno festín electoral interno.

|*|: Especial para www.opniónynoticias.com

alt


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com