Universidad desgajada
Escrito por William Anseume | @WilliamAnseumeB   
Viernes, 04 de Marzo de 2022 00:00

altPor gajos, el régimen intolerante e intolerable de Nicolás Maduro, ha venido avanzando en su plan de destrucción de la universidad,

a la que ha combatido abiertamente como enemigo que de ella también es, como en una guerra sostenida contra la inteligencia y el conocimiento.  

 

Presupuesto

Condenadas a funcionar sin presupuesto, las universidades sobreviven a la destrucción impuesta. La USB cuenta para este año, por ejemplo, con menos del 10% de lo que requiere para funcionar a cabalidad. Otras poseen mucho menos de ese porcentaje. Esta condena hacia la parálisis data de más de diez años de reconducciones y limitantes. Las asignaciones a veces no alcanzan a cubrir las exiguas nóminas siquiera. Irresponsable y maligna acción hacia la prosternación. 
 

Sueldos y desprotección social 

Los sueldos de pobreza extrema de los universitarios provocan ira si los comparamos con el resto del mundo. El acabamiento de los sueldos ha sido paulatino. Al punto de que profesores, trabajadores y obreros abandonan la universidad en busca de la sobrevivencia diaria en otros lugares del mundo o del país. 

Del mismo modo que con los sueldos, la protección en salud, en prestaciones sociales, en cajas de ahorro, en sindicatos y gremios, en vivienda, en vehículos, en aparatos y posibilidades de comunicación, en recreación, en vestimenta, en seguros de vida, de HCM y funerarios ha sido desmantelada por completo. 

No hay posibilidad alguna de que pueda decirse que se cumplen los preceptos de los acuerdos internacionales en cuanto a trabajo decente y remuneración digna. Derechos humanos conculcados por largos años no solo a los universitarios sino a todos los trabajadores públicos del país. 

Esto afecta completa la dinámica académica profunda e irremediablemente, hasta ahora: docencia, investigación y extensión. 

 

Elecciones universitarias

El impedimento de las elecciones por imposición del régimen y su brazo jurídico mayor ha constituido un quiebre fundamental a la institucionalidad de las universidades. El resultado ha sido la postergación por más de doce años de la renovación del liderazgo. La vulneración de la Autonomía Universitaria. El cercén del derecho humano a la opinión, así como el hartazgo de algunas autoridades que terminan renunciando para cumplir sus planes de vida, el fallecimiento de otros y la designación de autoridades que de ningún modo hubieran arribado a esos cargos por la vía electoral. Una manera de invadir política e ideológicamente a los centros de estudios, vulnerando la libertad académica. 

 

La toma/intromisión/allanamiento

De diversos modos se ha invadido desde el poder a las casas de estudio superior. En algunas -UDO, UCV- se han nombrado protectores. En otras se han designado arbitrariamente autoridades, en otras se han metido a la brava a realizar remodelaciones que no pasan por los Consejos Universitarios ni directivos para su aprobación y de las cuales no se conoce ni el presupuesto empleado, ni las empresas, ni nada. Con lo cual se profundiza el ataque directo a la Autonomía Universitaria estipulada en la Constitución. 

 

La intervención directa

Universidades como la Francisco de Miranda, la UNELLEZ, La Simón Rodríguez y la Rómulo Gallegos llevan años extensos con intervención directa que coarta su dinámica institucional. El régimen se las apropió sin prurito alguno. Algunas otras como la UCV y la USB han sufrido otras formas de intervención suficientemente conocidas y enunciadas aquí. 

 

El secuestro y centralización de las nóminas

Las nóminas pasaron a una entelequia centralizadora, denominada Sistema Patria. Un método que busca influir en la conminación para la actuación de individuos y gremios. El sueldo no le corresponde autonómicamente manejarlo a la institución contratante ni empleadora sino al régimen directamente. Con el peligro inminente de su paralización ante cualquier eventualidad que malquiste al empleado con el poder central. Hace que el vicerrectorado administrativo no llegue a ser siquiera un adorno. 

Son estos los principales gajos con los que el régimen de Nicolás Maduro ha incidido para neutralizar los lugares de pensamiento crítico, de producción de conocimiento, de divulgación e incidencia en la sociedad venezolana. La universidad, además, con toda esta vulneración, ha perdido su capacidad de enfrentamiento y combate. La resistencia ha sido dura durante muchos años. La única alternativa es revertir la situación de poder nacional. En eso debemos enfocarnos contundentemente todos los universitarios del país. Imposible pensar, además, que las universidades privadas quedarán a salvo de este ataque permanente, desmedido y sistemático durante tantos años largos. 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com