El “Zorro del Desierto” y el camino al Alamein
Escrito por Carlos Balladares C. | @Profeballa   

altEl famoso piloto alemán de la Segunda Guerra Mundial (SGM) Adolf Galland, al analizar la ofensiva del Afrika korps bajo el comando del mariscal Erwin Rommel

en mayo y junio de 1942 concluye:

El 26 de mayo, el Afrika korps atacó desde sus posiciones en El Gazala (…), el 20 de junio cayó Tobruk, y el 29 tras un avance de 2300 kilómetros, se hallaba en el Alamein. Solo dos horas en automóvil lo separaban de Alejandría, cuyo puerto fue abandonado por la flota británica. (…) Rommel intentó la ruptura decisiva del frente enemigo; sin embargo, la resistencia inglesa se vigorizó por el repliegue hacia sus fuentes de abastecimiento. El fracaso tiene su causa en la superioridad aérea británica y la falta de sostén logístico. Sin el dominio de los cielos en el Mediterráneo central, el problema de abastecimiento de Rommel era imposible de solucionar (1954, Memorias. Los primeros y los últimos). 

En la última semana de enero pasado explicamos que en el Frente Mediterráneo había mejorado el abastecimiento del Afrika korps (llegada de más panzer) y; la retirada de soldados y armas por parte del Reino Unido para enviarlos al Frente de Asia debido a la ofensiva japonesa. Lo primero había ocurrido gracias al mayor apoyo aéreo por parte de la Luftwaffe, de esta forma el “Zorro del Desierto” tomó la iniciativa recuperando la península de Cirenaica haciendo retroceder al 8° Ejército Británico (comandado por el general Claude Auchinleck) hasta dos lugares fortificados: El Gazala (a 65 kilómetros de Tobruk) la llamada “Línea Gazala” y Bir Hakeim al sur. 

Desde enero hasta mayo el dominio del aire en torno a Malta era de la Luftwaffe y la Regia Aeronautica. El coronel-general Erwin Rommel estaba recibiendo los recursos necesarios para mantener sus nueve divisiones (cuatro de ellas acorazadas aunque ligeras) y preparar la ofensiva que tenía como meta el Canal de Suez. El problema era que desde Trípoli se hacía complicado llevar el material hasta un frente cada vez más extendido, por lo que ¡era urgente tomar Tobruk! El 26 de mayo se inicia la Batalla de Gazala, a pesar de la superioridad numérica en tanques (parte de ellos eran los M3 Grant de Estados Unidos) y soldados que poseían los británicos (843 por encima de los 561 del Eje, 110 mil versus 90 mil; siempre las fuerzas italianas doblan a las alemanas). El plan (“Operación Venecia”) era atacar primero Gazala para hacerle creer al enemigo que este era el principal objetivo mientras Rommel junto a dos divisiones de Panzer se replegarían al sur de Bir Hakeim para cortar las líneas de suministros de la defensa, y atacar por la retaguardia (la estrategia de envolvimiento que permitía el desierto y que tantas veces le había funcionado). 

Al principio los italianos habían obtenido victorias en contra de los británicos en la “Línea Gazala”, pero el general Ludwig Cruewell (segundo al mando del Afrika korps) fue capturado por el enemigo al ser derribado su avión Storch. El enclave de Bir Hakeim, defendido por casi cuatro mil franceses comandados por el general Marie-Pierre Koenig de las Fuerzas de la Francia Libre (Ejército al cual pronto esperamos dedicar una de nuestras entregas), se batirá de manera aguerrida (se montan sobre los tanques italianos para matar a sus tripulantes, entre otras acciones audaces). Tal resistencia no esperada por Rommel lo obliga a sitiarlos y rendirlos por el hambre, los bombardeos de los Stuka y el agotamiento de sus municiones y el agua; lo cual ocurrirá el diez de junio cuando los galos se retiran burlando el sitio y siendo rescatados por los Aliados. Al parecer Adolf Hitler propuso el fusilamiento de los pocos que capturaron (argumentó que al ser ciudadanos de un país que había firmado el armisticio debían ser considerados como terroristas y no prisioneros de guerra), pero Rommel se negó a cumplir la orden y en cambio les dio la misma ración de agua que a sus soldados tratándolos con honor. 

De esta defensa sir Winston Churchill dirá: “Al retrasar en quince días la ofensiva de Rommel, los franceses libres de Bir Hakeim han contribuido a salvaguardar la suerte de Egipto y del Canal de Suez”. En verdad permitió el desgaste de las fuerzas del Eje y el retraso en el ataque, lo cual fue aprovechado por los Aliados para iniciar una retirada ordenada hasta el Alamein. Tobruk sería la siguiente plaza fuerte que el Zorro intentaría tomar, creyendo que de esa forma sus problemas logísticos se resolverían. En junio retomaremos esta campaña cuando se cumpla el 80 aniversario de dos grandes triunfos del Afrika korps: la toma del puerto de Tobruk (con la cual finaliza la Batalla de Gazala) y la llegada a El Alamein. 

La bibliografía usada sigue siendo la misma (ver nuestras anteriores entregas sobre la Guerra en el Desierto) y en especial los análisis del coronel Carlos Javier Frías Sánchez en su columna periódica de historia militar en el portal Global Strategy llamada “War Studies”. El general francés Koenig posee un texto sobre la batalla pero no pudimos consultarlo. Nos adelantamos a la fecha de la Batalla de Gazala porque casi coincidía con un importante hecho: el atentado por parte de la Resistencia checa con apoyo británico al Jefe de la Policía de Seguridad y del Sicherheitsdienst (SD: servicio de inteligencia de la SS): Reinhardt Heydrich, el 25 de mayo de 1942 (“Operación Antropoide”, que ha sido reconstruida en varias películas incluso recientes); tema al que nos dedicaremos en nuestro próximo artículo. 

alt 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com