Un país perseguido
Escrito por Juan Pablo Guanipa V.   
Miércoles, 05 de Agosto de 2009 07:49

altConsumada la clausura de 34 de las 240 emisoras de radio que serán cerradas por el Gobierno nacional en la primera etapa de la "democratización del espectro radioeléctrico", sigue en avance la peor de las agresiones y traiciones que un presidente puede cometer contra su patria: acabar con la democracia desde las instituciones controladas para tal fin.


La arrogancia y el abuso de poder del ministro Cabello, peón de Chávez en este nuevo intento atroz, estoy seguro que será una de las razones por las cuales saldremos, democrática y constitucionalmente, de estos arbitrarios. 

Es tan cobarde el ministro acusado de la corrupción más mil millonaria que se haya denunciado en este país, que en vez de dar la cara y revelar de frente las intenciones que tiene esta medida, se ampara en supuestos requisitos legales incumplidos por los propietarios de las emisoras cerradas. Así inventarán excusas e interpretaciones jurídicas para quitarles sus activos y equipos como deshonestamente lo hicieron con RCTV.

Indignación y tristeza, pero también compromiso de lucha, producen decisiones como la consumada. ¿Por qué carajo cierran emisoras que informan y entretienen? ¿Porque tienen una línea crítica al Gobierno? ¿Por qué insisten en obligar a los venezolanos a escuchar sólo la voz de ellos como si fuéramos unos bolsas eunucos que vamos a creer las estupideces y cifras de un gobierno que ha demostrado un delictivo desinterés por solucionar los problemas más graves del país?

La lección que Chávez nunca aprendió es que la política está subordinada a la ética. Por esa razón dio dos golpes de Estado en 1994 y se atreve a calificar a otros como militares gorilas y golpistas. Por eso ha prostituido la palabra y acusa a otros de lo que él mismo hace. Por eso no ha tenido escrúpulos en utilizar los recursos públicos para financiar escandalosamente a su partido.

Por eso intenta controlar a todos acabando con la descentralización y con la propiedad privada. Por eso busca la confrontación interna y externa para desviarnos de los problemas de inseguridad, desempleo, inflación, vivienda, servicios y corrupción que se han agravado en su gestión.

Somos un país perseguido y acorralado pero no caeremos en su juego, Presidente. La calle y el voto, sin violencia, nos harán libres.


(*): Concejal por  Primero Justicia


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com