Predicar democracia
Escrito por Ricardo Ciliberto Bustillos   
Lunes, 13 de Junio de 2022 00:00

altLa nueva democracia  requiere de criterios de inclusión, eficiencia, transparencia y gobernabilidad, pero sobre todo, de élites

y ciudadanos comprometidos con ella. Sobre esto hay  consenso entre los estudiosos del tema.  

Así, no basta solo pensar en elecciones para desplazar o sustituir el actual gobierno. De sobra es conocido que este es un régimen y no una transitoria administración. Valga la advertencia, entonces, que solo con elecciones no  sepultamos esta dizque “revolución”, aunque estas constituyan un paso fundamental e inequívoco. En efecto, preocupa sobre manera que mucha gente  comprometida con la democracia, solo esté atenta a una eventual cita comicial en el 2024 (es lo que dejan entrever) sin considerar  que hay – igualmente -  otras tareas  prioritarias, necesarias e ineludibles.  Las respuestas y prácticas, deleznables y cotidianas por parte del gobierno, obligan a prestar  mayor interés a esta particularidad.

Le escuché al  nuevo Rector de la Universidad Monteávila, Dr. Guillermo Fariñas, a propósito de su juramentación, apuntar en su excelente discurso  un hecho significativo en nuestra historia patria. El mayor logro de la catequización que llevaron a cabo los misioneros en el Nuevo Mundo  fue cuando estos aprendieron el idioma de los nativos. Los resultados fueron, desde todo punto de vista, sumamente beneficiosos para la extensión  y propagación de la cristiandad.

El éxito de los fundadores y forjadores de la democracia en Venezuela se debió, entre otras, a la cabal interpretación de la realidad que les tocó vivir y sobre todo al papel que realizaron como  guías, bujías, faros y predicadores de este Evangelio (si se me permite el término) llamado democracia, más allá de su tesón, trabajo diario y sacrificio. Sí. Evangelio se traduce del latín “buena nueva” o mensaje feliz”. Sin caer en eufemismos y señalamientos de “come flores”, soñadores y necios, sería muy importante que muchos de los que se presentan diariamente como dirigentes y representantes de la oposición, hicieran una verdadera y profunda reflexión sobre este asunto. Los pioneros o promotores de nuestra democracia fueron, efectivamente, pregoneros, reveladores y propagadores de  valores políticos tan necesarios como la libertad, la igualdad ante la ley, los derechos fundamentales del ser humano, el establecimiento de una verdadera república y la inexorable elección y alternancia del gobierno. No les daba ninguna pena ni intimidación hablar, bregar,anunciar, sugerir y enseñar el “evangelio democrático”. 

Lo que  angustia y desvela es que por múltiples motivos, los jóvenes de hoy (ya llevamos 22 años en esta calamidad) y algunos mayores,  desconocen u olvidan estos ideales y objetivos, cuando no le son indiferentes. Por eso ahora se hace necesario convencerlos de su imprescindible restablecimiento y su aggiornamento bajo nuevas aspiraciones, modernas pautas y avanzadas herramientas para su buen desempeño.

Albert Camus decía que “la libertad se merece y se conquista”. Nada haremos ganando elecciones si no enseñamos y difundimos   la necesidad de restituir la democracia  e insistir en que no habrá - como tantas veces se ha dicho – desarrollo económico ni social  en su ausencia. De allí que  siempre habrá que reflexionar en el “día después”. A los venezolanos hay que hablarles claro y sin ambigüedades: Democracia o autoritarismo. No hay otra  opción.

El trabajo es intrincado y complejo. Ganar  la libertad no es nada fácil. Solo el esfuerzo y el convencimiento de todos nos la podrá devolver. La esperanza no puede rendirle tributo a la rendición. 

Más allá del tema electoral – que no deja de ser importante -  existe otro mundo, otros valores y otros sueños. No dejemos pasar la oportunidad. Sin exageraciones ni comparaciones de mal gusto,  existe un “evangelio democrático” que espera por su anuncio y difusión.

 

|*|: Especial para www.opinionynoticias.com


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com