Anoche repartieron
Escrito por Enrique Pereira   
Miércoles, 26 de Agosto de 2009 08:03

altSe pueden llenar los pechos de medallitas, unas más grandes que otra, bien adornadas con el tricolor nacional. Se pueden pasar una noche entera felicitándose y adulándose mutuamente, pero aun así, no pueden evitar que las heridas de esta sangrante patria se escondan detrás de esas condecoraciones vacías y de esos discursillos llenos de pasado “glorioso” y de futuros por venir. Anoche repartieron de esas basuritas en un acto babosísimo de despedida al embajador saliente de Cuba y al funcionario que manejó la misión médica cubana, que nos quisieron vender como exitosa, muy a pesar de lo que todos tenemos a la vista.

Anoche aprovecharon y le dieron lo suyo al coronel. No podía faltar una felicitación por su memorable actuación del sábado reprimiendo al mismo pueblo que dicen amar a manos llenas. La gran batalla del sábado, contra una gran masa de gente armada de cortaúñas, tenía que recibir su recompensa. Lo único que no se repite, es lo que no se premia, así que el comandante se aseguró de hacerle ver a la oficialidad que el ve con buenos ojos el desmadre que cometió este militar, desprovisto de toda racionalidad institucional y en abierta contravención a las leyes y a la constitución (sí, en minúsculas) que expresamente prohíbe a los militares participación alguna de carácter político.

En el reparto no podían faltar los medios. Le exigió a su ministro Cabello que tenga los medios “en la mira”, argumentando que el sábado le habían enviado una mujer al coronel para provocarlo, en clara referencia a Del Valle Canelón, la periodista de Globovisión que transmitía en vivo la arenga del coronelillo a las tropas y policías.

Momento celebre para repartir lo suyo a Colombia, en una fila sin interrupciones de adjetivos disonantes, provocadores, faltos de toda elegancia diplomática y dirigidos a incentivar un problema bilateral que sólo el está buscando, sin pausa alguna, para construir un circo que  intente taparle las arrugas a este desvencijado gobierno de incoherentes. Confieso sentir una inmensa pena cuando este presidente se dirige a un gobierno amigo en esos términos. La comisión del premio Nobel debería preparar una condecoración especial para estos actos de barbarie, ahora sí, destacando a los malos, para asegurarnos que el mundo entero observa lo que aquí sucede. En ese reparto, seguro cobramos.

En pocos días, casi puedo adivinar, premiaran con una de esas coloridas órdenes a los dirigentes sindicales que produjeron el cierre de la planta automotriz que ensambla los vehículos Mitsubishi y Hyundai. Dos mil personas perdieron su trabajo, bajo la consigan de “Patria, socialismo o cierre” movidos por sindicalistas que promovían la anarquía, la baja productividad y en fin, una guerra que no podía tener otro desenlace que el cierre de una operación que era fuente de trabajo para muchos venezolanos. Ahora que se comieron la gallina, tendrán que buscar huevos en otro sitio. Este el gobierno que promueve y premia esas actividades en una desenfrenada carrera por acabar con todo. Atila era un pendejo comparado con el poder destructivo de estos desalmados.

Sigan repartiendo, no paren de hacerlo, sigan promoviendo una sociedad en que se premia a los flojos, a los periodistas  violentos que atacan a sus colegas, a los delincuentes que no reciben castigo,  a los que no trabajan y a los que sin estudiar son promovidos al grado superior, en un esquema que ha colocado a esta sociedad en un estado de anarquía que terminará produciendo lo que todos queremos evitar. Sigan así que van por buen camino, digno de un premio Nobel, que con toda seguridad, podríamos repetir por más de un año, para emular lo que logramos en el Miss Universo.


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com