Una guerra….Necesario es hacer la guerra
Escrito por Martín Márquez Windevoxhel   
Viernes, 31 de Julio de 2009 07:49

altDe los acontecimientos de los últimos tiempos se puede deducir que al Presidente venezolano le conviene una conflagración bélica con alguien. Hay graves indicios de que asociado con Rafael Correa, Daniel Ortega, Evo Morales y “Mel” Zelaya se busca un conflicto bélico. Declaraciones de Correa en días recientes lo indican. “La firma de un acuerdo militar entre Venezuela y Rusia y la advertencia de Ecuador sobre una respuesta armada en caso de agresión, aumentó la tensión de estos países con Colombia”

Ya la guerra contra los venezolanos aparentemente la tiene ganada Chávez pero su popularidad se ha perdido a extremos preocupantes mientras trata de imponer su proyecto revolucionario del Siglo XXI, que emulando a un viejo ex prominente chavista uno puede preguntar ¿Con qué se come eso?.

Quizás de la guerra de las Malvinas en 1982 entre Argentina e Inglaterra que los militares, gobernantes dictadores entonces de ese país, consideraron les podía servir para conquistar, además de las Falklands War el favor del pueblo argentino que estaba harto de esa dictadura. Es posible entonces que al señor Chávez, “experto guerrero”, haya visto esa posibilidad entendiendo que Colombia no es Inglaterra y de ahí busque desde hace un tiempo una guerra y nada mas propicio a su entender. Supone este humilde cronista de provincia, que de hacerla es con Colombia.

Todos debemos recordar que hace apenas 17 meses, con motivo de la acción bélica de Colombia contra un importantísimo grupo guerrillero incrustado en la frontera de Ecuador, donde murió el máximo líder activo de esa fuerza terrorista Raúl Reyes, que son las FARC. Eso le cayó tan mal a Hugo que se lo tomó para él, casi que los agredidos fuimos los venezolanos. Y en cadena de Radio y TV. rompió relaciones con Colombia, expulsó del país a su Embajador y retiró “al suyo” y de pasó ordenó al Ministro de la Defensa, “Muévame señor Ministro diez batallones blindados a la frontera con Colombia”, y el pobre generalote no tenía otra opción que cumplir la orden hasta donde le fuera posible, si es que quería seguir siendo Ministro.

Pareciera que ahora sí están dadas las condiciones, unas poderosas armas encontradas en un campamento guerrillero en Colombia, de fabricación sueca y que según ese país fueron vendidas a Venezuela hace 20 años, parece ser una buena motivación, “una provocación” para comenzar un conflicto con los hermanos vecinos, que pudiera despertar el gentilicio venezolano y su patriotismo y que todos salgamos a defender a Venezuela de esta nueva infamia de Colombia y se logre mientras tanto imponer entre tantas leyes, por ejemplo la nueva Ley de Educación para “construir un venezolano nuevo”; o la nueva Ley electoral para perpetuar en el poder a los revolucionarios concejales, diputados, concejos comunales y por supuesto al “exitoso” valiente gran guerrero que nos salvaría de una apabullante derrota por los colombianos, perpetuado entonces en la presidencia de Venezuela de por vida, hasta que se muera pues.

Esta apreciación de quien escribe pareciera exagerada pero no es la primera vez que sucede en algún país del mundo, ha habido muchas guerras caprichosas con resultados trágicos para sus pueblos, hay locos mandando que da miedo. Una guerra con Colombia, señor Presidente Hugo Chávez Frías, convertirá al 75 % de los venezolanos en traidores a la patria, porque no lo vamos a acompañar en esa locura. La guerra nuestra, la que si queremos encarecidamente es contra los que matan cada media hora de todos los días a un ciudadano venezolano o extranjero, no hay selección y lo puede comprobar en los 150 mil muertos en estos casi 11 años que usted tiene “gobernando”.

Nuestra guerra, señor Presidente, es contra la corrupción que en este mismo tiempo que tiene usted ocupando el Palacio de Miraflores, desaparecieron 900 mil millones de dólares producto de la producción petrolera en los niveles que usted la recibió en 1999 de 3.5 MBD.

Nuestra guerra debe ser contra la pobreza que usted se conforma con haber traído unos centenares de médicos cubanos y poner unos dispensarios que en su mayoría ya están cerrados, en vez de haber construido nuevos hospitales en todo el país y haber mantenido los que encontró. La maternidad de Caracas, orgullo de los caraqueños hoy es una vergüenza. Los mercaditos donde se expende comida barata ciertamente, no solucionan el problema, se los traga la corrupción y en altos niveles la ineficiencia, es mejor y preferible permitir que el capital privado, la iniciativa propia, esos que usted llama oligarcas, se ocupen de crear fuentes de trabajo. Usted ha destruido y desperdiciado la mejor y posiblemente única oportunidad que tuvo Venezuela de convertirse en una potencia industrial, lo que hizo fue pasarse esa inmensa riqueza por la bragueta. Mucho gusto.



blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com