Lo que no dice la carta de los 25
Escrito por Gerónimo Figueroa F. | @lodicetodo   
Sábado, 23 de Abril de 2022 06:57

altEn lo personal no puedo asegurar si los 25 firmantes de la carta pidiendo al presidente Joe Biden elimine

las sanciones impuestas a Nicolás Maduro y buena parte de sus colaboradores por narcotráfico y terrorismo, así como también el pedimento de eliminar los carteles donde el Departamento de Justicia estadounidense ofrece recompensa por su captura, son traidores a la patria o no son traidores. No soy juez para juzgar ese tipo de actuaciones, pero lo que si puedo asegurar que entre esos firmantes hay quienes no merecen mi confianza por el comportamiento que han tenido frente al dictador Maduro y si me pidieran calificarlos del 1 al 10, lo haría por debajo de 5 puntos.   

El pasado jueves 13 de Abril 2022, cuando la mayoría de los venezolanos conmemoraba el dia en que Nuestro Señor Jesucristo fue obligado a caminar con una corona de espinas sobre su cabeza y arrastrando una pesada cruz de madera sobre sus hombros, siendo azotado al mismo tiempo a latigazos por los verdugos mientras caminaba por las calles de Jerusalén, un grupo de 25 personas aparecieron firmando una carta dirigida al presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, rogando para que sean eliminadas las sanciones que pesan sobre el tirano Nicolás Maduro y otros tantos de sus colaboradores, porque según ellos, estas sanciones son las responsables de la terrible crisis humanitaria que afecta a los venezolanos. 

Los 25 afirman en la carta que más del 75% de los venezolanos están en contra de esas sanciones aplicadas contra Maduro y su combo, asegurando que la única manera de que Venezuela comience a caminar por el sendero del desarrollo es eliminando las sanciones. Sin embargo, por ninguna parte los firmantes mencionan sobre las expropiaciones que a partir de 2001 realizó primero Hugo Chávez con la llamada Ley de Tierras y que continuó Nicolás Maduro, la cual utilizaron para confiscar mas de cinco millones de hectáreas de tierras en plena producción y que luego fueron saqueadas y hoy son matorrales improductivas. En ese momento un ministro de apellido Loyo se presentaba en las fincas con una pistola en la cintura acompañado de un pelotón de guardias nacionales y le decía a los dueños que recogieran sus útiles personales y se marcharan porque esas tierras estaban nacionalizadas en nombre de la revolución. Hoy este exministro vive en Miami disfrutando de lo robado a los venezolanos.

La carta de los 25 calificados de honestos y honorables por algunos políticos que dicen ser de oposición, no menciona las grandes, medianas y pequeñas empresas que fueron tomadas por asalto por el régimen chavomadurista y hoy son cementerios de máquinas convertidas en chatarras. Algunas de esas empresas eran extranjeras y hoy están librando querellas contra el estado venezolano en tribunales internacionales donde ya han dictado sentencias negativas contra los intereses del país.

La carta de los 25 no dice que después que Chávez en 2002 despidió a más de 22 mil profesionales y técnicos especializados de PDVSA la industria comenzó a declinar la producción y luego por falta de inversión porque se robaron mas de 40 mil millones de dólares entró en terapia intensiva después de haber sido una de las mejores del mundo. Esos profesionales y técnicos despedidos suman mas de 430 años de experiencia juntos que fueron formados durante años por la industria y hoy están dispersos por el mundo trabajando en otras transnacionales. No mencionan la carta de los 25 que el resentido social nacido en Sabaneta de Barinas vendió las refinerías que teníamos en Suecia, Inglaterra, Alemania y Dominicana. Además destruyeron las que están en el país y por eso no hay gasolina. Igualmente PDVSA antes de la peste roja con 40 mil trabajadores producía 3,5 millones de barriles diarios, hoy con 200 mil trabajadores produce apenas 700 mil barriles.

Igualmente, ni por el carajo los 25 firmantes de la carta mencionan que al igual que la petrolera, está la industria eléctrica que después de haber sido expropiada por Hugo Chávez comenzó su descomposición estructural donde los únicos favorecidos fueron los chavistas designados como presidentes y resto de las directivas en diferentes momentos, quienes recibieron en promedio 45 mil millones de dólares para la inversión y modernización, pero que fueron a parar a los bolsillos de esos chavistas que hoy viven acomodados en el exterior mientras el país está de apagón en apagón. Todos esos directivos de la Industria Electica vinieron del sector militar, por lo cual Maduro siempre dice: “gobierno cívico militar”.  

Tampoco mencionan los 25 de la carta que todo ese desastre contra los intereses de Venezuela, transcurrió antes de 2017 cuando el presidente Donald Trump asumió el poder en EEUU e impusiera las mencionadas sanciones. Por cierto, y en honor a la verdad, el catire es el único presidente estadounidense que de verdad se ha preocupado por los venezolanos. Si el 2020 Trump hubiese sido reelecto, el escenario venezolano sería otro.

 

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com