Un comité de campaña, con sueldos oficiales
Escrito por Movimiento 2D   
Domingo, 20 de Septiembre de 2009 12:45

Al clamor de cambio del envejecido tren gubernamental, el Presidente de la República respondió con extrañas acrobacias burocráticas, como la de designar seis vicepresidentes del Consejo de Ministros y un secretario permanente.

No se sabe en qué legislación se basó el jefe del Estado, tampoco cómo pueden actuar vicepresidentes del Consejo sin ser ministros. La administración pública tiene sus leyes, y no hay modo ni manera de violarlas con estas innovaciones probablemente traídas de los países que visita, por ejemplo de Turkmenistán.


La Constitución establece que hay un vicepresidente de la República, pero no seis. Esta fue la propuesta derrotada en el referéndum constitucional cuando propuso los vicepresidentes regionales. Ahora el jefe del Estado la saca repentinamente del sombrero, y en un intento de escapar de la Constitución decide presentarlos como “vicepresidentes del Consejo de Ministros”, algo que evidentemente no tiene
pies ni cabeza. Ahora se propone crear el llamado “consejo presidencial de ministros”, una fórmula que no figura en las leyes.


Lo que el país le ha solicitado al Presidente es un cambio sustancial de ministros porque se ha demostrado el gran fracaso del régimen bolivariano en áreas críticas de la administración. El equipo gubernamental está agotado, el país reclama un cambio sustancial de tantos ministros incompetentes por profesionales y expertos que resuelvan los problemas que se agravan día tras día. Estos vicepresidentes sacados de la manga tienen todas las características de formar un equipo de campaña electoral. El Presidente no tiene otra idea en la cabeza. Un comité de campaña,
con altos sueldos oficiales.

Eso parecen ser los vicepresidentes. Al anunciar que vendría una reestructuración del Gobierno, dijo que se pondría más énfasis en lo político,“convertir el Consejo de Ministros en un ente político y no
meramente administrativo”. Todo lo contrario de lo que el país reclama, todo lo contrario de lo que el país necesita.

Cuando la gente pide cambio es que está fatigada de los mismos rostros que desde hace 11 años vienen repitiendo el mismo discurso, haciendo las mismas promesas, como personajes que se turnan en los despachos ministeriales, como si fueran expertos en todas las materias. El Presidente debe estar consciente de que el cambio que toda Venezuela solicita no es un juego de barajas, las mismas caras
dando vueltas como en un carrusel.

La nación clama por un cambio de rumbo. Quiere ministros competentes, ministros que conozcan los problemas y cómo resolverlos y no porque estuvieron bajo el Samán famoso tienen una patente de ministros vitalicios. La nación quiere y necesita de un cambio de políticas. Que cese la improvisación y el despilfarro porque el estilo del Gobierno ha dado pie para que, por ejemplo, el ministro de
Defensa de Brasil diga con sorna que “Venezuela compra armas en el supermercado”. Es una ironía y un mensaje. Brasil, en otras palabras, sabe negociar y Venezuela no. Brasil negocia transferencia tecnológica y Venezuela acumula armas para un arsenal sin destino. Brasil mira el desarrollo.

Venezuela se endeuda, y endeuda el futuro de la nación. ¿Con quiénes discutió el Presidente de la República las armas compradas a Rusia por miles de millones de dólares? Esta es una demostración de lo que el país quiere que cambie. No más improvisación.
¿Qué quiere decir el jefe del Estado con eso de que “que se pondrá más énfasis en lo político”? Es, acaso, que piensa convertir el Consejo de Ministros en una academia de estudios marxistas? El país ha entrado en una etapa crítica de la economía, la inflación agobia al pueblo, mientras el Gobierno insensible se cruza de brazos y va posponiendo las soluciones o las respuestas a la crisis. De pronto, el
Presidente dice “que tomó 40 medidas económicas”. La improvisación vuelve a aparecer en lo más sensible, que es el modo de vida de la gente. Venezuela convertida en conejillo de Indias de la experimentación y de la improvisación.

Desde que el Presidente anunció que había designado seis vicepresidentes, la pregunta de la gente sobre los propósitos y fines de esta decisión no puede ser eludida. No son vicepresidentes políticos los que Venezuela requiere en esta hora, sino administradores competentes, profesionales capaces de resolver las crisis y no de ahondarlas. ¡Contra la improvisación como política!
¡Por un Consejo de Ministros competente! ¡Contra la burocracia multiplicada en el Gobierno!


Movimiento 2D / Democracia y Libertad
www.movimiento2d.org
Caracas, 20 de septiembre de 2009


Miguel Henrique Otero
Elías Pino Iturrieta
José Rafael Revenga
Elsa Cardozo
Perkins Rocha
Simón Alberto Consalvi
Parsifal D’ Sola
Antonio Ecarri Angola
Antonio Sánchez García
Pedro León Zapata
Ana Julia Jatar
Rafael Arraiz Lucca
Rocío San Miguel
Giuseppe Giannetto
Francisco Usón
Froilán Barrios
Jorge Pabón
Pablo Medina
Heinz Sonntag
Gustavo Sosa Izaguirre
Germán Carrera Damas
Angela Zago
Cristina Carbonell


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com