Voz en la charca
Escrito por Alexander Cambero | @alexandercamber   
Lunes, 29 de Noviembre de 1999 20:00

altEl país ya conoce sus intenciones, los parlamentarios oficialistas que ocupan curules en la Asamblea Nacional, han transformado el debate necesario en una pugnaz batalla en donde parece que quien habla en un enjuto viejecito encargado de la puerta de un prostíbulo de pueblo llanero. Sus reflexiones son para acribillar la moral de sus colegas; no proponen absolutamente nada que beneficie a Venezuela, tienen sembrado en su alma arsenales de maldad que utilizan con los más crueles epítetos; para hacer que el escenario para el debate se llene de escombros. Que las aguas cristalinas de las ideas se encharquen y den lugar al crecimiento de elementos contaminantes, para desde ahí destruir todo lo que signifique el saneamiento de la patria.

Estamos cayendo en sus predios. La estrategia oficialista de enmarañarlo todo con sus argucias, debe ser contrarrestada con estrategia e inteligencia; no se debe responder un insulto con una descalificación similar. La denuncia bien sustentada no necesita del grueso calibre para desenmascarar a estos farsantes. Existe un principio  fundamental para entender muchas cosas y son los orígenes. ¿De dónde provienen estos actores estelares del régimen?  La respuesta de su inmoralidad manifiesta está en la génesis de su irrupción política. Nacieron alzándose contra un gobierno democrático, elegido por la suprema voluntad de la mayoría del pueblo venezolano. El 4 de febrero de 1992 aparecieron como ladrones en la noche disparando contra sus compañeros en los cuarteles; mancillaron el honorable uniforme militar para llenarlo con el estiércol de sus miserias. Ellos, los verdaderos golpistas, se presentan como adalides  de un cambio que sólo transformó  su vida en desmedro de millones de inocentes que perseguían un sueño. Otros de esos que insultan en los debates de la Asamblea Nacional, vienen de ser últimos en sus clases con promedios bajísimos, confesos encapuchados de aquellos que destruían áreas de las universidades; sin olvidar la quema de vehículos de ciudadanos inocentes que perdieron su medio de transporte en manos de estos pillos.

Los últimos acontecimientos han elevado su nivel de exacerbación Sus discursos son todo un aroma de repulsión contra el éxito ajeno. Odian a todo aquel que se preparó eficientemente para el servicio público. Los despedazan como hienas buscando carroña, se sienten orgullosos de ser adulantes, mediocres y hasta militantes de ese nido de escorpiones que llaman PSUV; A veces, parecen sacados de una alegre cantina de carretera con sus farolitos rojos, en donde se escuchan palabrotas similares a las de algunos parlamentarios.

En otras, una vulgar reunión de amigos entonados repartiéndose el botín de la patria. Resuellan desde el charco de sapos, son ruiseñores que gorjean sus pestilencias con el abrojo de una revolución moribunda. Este régimen, como los gusanos de la fétida cloaca,    está pudriéndose cada día más. ¡ No tienen escapatoria… ¡  

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla    twitter @alecambero


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com