La nueva paradoja
Escrito por Stalin González   
Viernes, 17 de Julio de 2009 22:33

altEn este país donde definitivamente todos se solidarizan con las miserias ajenas, donde ven la paja en el ojo ajeno, donde colaboran con el desarrollo externo, donde priorizan por darle oportunidad a lo extranjero, resulta paradójico o mejor dicho se vuelve demasiado descabellado pretender que los que hoy impulsan este tipo de acciones, políticas o regalías, estos compatriotas de buen corazón, tan preocupados por el contexto internacional, observen (claro ya es mucho trabajo jugar a ser dios) lo que acontece a tan sólo una nariz de ellos.
Es cómodo mirar hacia fuera sin evaluarse por dentro, es muy fácil entonces hacernos los ciegos frente a nuestras propias miserias, es duro asumir la viga de nuestro ojo, resulta agotador aportar al desarrollo interno, y mucho más resulta muy benevolente e ingenuo apostar por las potencialidades nacionales cuando un número importante de estas te adversa.

Y si bien nosotros estamos de acuerdo con una integración latinoamericana (ojo diferente al imperio monolítico suramericano dirigido por uno), no podemos pretender que Venezuela por gozar (o sufrir) del preciado (pero problemático) petróleo determine y mande en el resto de la región. Verse en la necesidad de realizar una huelga de hambre para que los patronos, que por cierto dicen ser de izquierda, le paguen sus salarios a un conjunto de trabajadores resulta repudiable.

Sí, este Gobierno cuyo discurso maniqueísta y simple defiende al proletariado y levanta la bandera de la lucha contra el imperialismo, hoy golpea a la clase trabajadora perteneciente a la Alcaldía Mayor y más aún pide a gritos la intervención de Estados Unidos, la ONU, en el conflicto hondureño, este país al mejor estilo gringo ha suspendido el suministro de petróleo a Honduras afectando no al gobierno de facto sino al pueblo.

Las contradicciones internas en esta locura de gobierno que tenemos nos llevan a entender que más allá de la perorata discursera, estos amigos no tienen la menor idea de lo que es la coherencia, lo que significa ser consecuente, respetar la voluntad popular, el Gobierno ya no sabe como hacer que su discurso disfrace sus acciones, en todo caso como hemos dicho en otras ocasiones los que de verdad somos de izquierda y parafraseando a alguien muy querido por el Presidente, la historia no los absolverá.

(*): Vicepresidente de Sectores UNT metropolitano.

Fuente: UNT


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com