La democracia y sus moretones
Escrito por Ricardo Ciliberto Bustillos   
Lunes, 23 de Enero de 2023 00:00

altNuestro régimen democrático se reinstauró a partir del 23 de enero de 1958.

Hoy conmemoramos 65 años de esta histórica fecha. Durante este largo tiempo, lamentablemente, solo podemos contabilizar  40 años de su pleno ejercicio, aunque este no fuera del todo aséptico, ni exento de errores y grandes fallas.

Quizás por costumbre o por cierta confusión,  igualamos democracia  con liberalismo económico. En Latinoamérica somos muy proclives a tratarlos con excesiva uniformidad. No obstante, como lo han señalado destacados especialistas,  el liberalismo tiene tres lecturas o acepciones:

El Liberalismo Político, el cual se refiere  al régimen de libertad, democracia, libre concurrencia de partidos, elecciones, respeto a la constitución y las leyes, separación de poderes, alternabilidad y responsabilidad de los gobernantes, entre otros elementos.

El Liberalismo Económico, concerniente a la libertad de industria y comercio, respeto a la propiedad privada, libre competencia, mercado abierto, con las  modalidades que el sentido común y el orden jurídico  señalen.

Por último, el Liberalismo intelectual, que plantea la libertad de pensamiento, de disenso, tolerancia y respeto a la opinión diferente.

En consecuencia, la democracia en sí no tiene nada que ver con el desarrollo económico, aunque se supone que  un sistema de libertades políticas debería, correlativamente, tener un régimen de libertades económicas. El caso de China, por ejemplo, viene a ser una excepción, ya que rompe totalmente esta cohabitación al  mantener un  gobierno no democrático pero con una economía abierta y competitiva.

 La Constitución de 1999, consagra en principio  un régimen liberal en los tres sentidos arriba indicados, obviamente, con los matices, condiciones y modos allí establecidos. Al no tener un sólido sector privado y, de paso, dependiente en sumo grado del Estado; un pueblo (dependiente del petróleo) que  no está acostumbrado a la disciplina del trabajo y al esfuerzo por más que algunos  -  demagógicamente - afirmen lo contrario; la escasa educación  y el desconocimiento casi total de los  derechos y  deberes ciudadanos y finalmente, la conducta de un gobierno irrespetuoso de la convivencia pacífica, con altos y detestables índices de corrupción, escasamente democrático, además de ineficiente y anti liberal, ha hecho que nuestra democracia se  halle atestada de moretones o hematomas por los  golpes, maltratos y trompadas que a diario recibe.

Es cierto que la constitución vigente (1999)  tiene barnices liberales. Pero una simple ojeada nos llevará a la conclusión que su fundamento y cuerpo normativo, son casi inaplicables. Un grave problema que tendrá que ser resuelto más temprano que tarde.

La democracia es un sistema político que encierra un conjunto de valores inherentes al ser humano, a su desarrollo como persona y como  integrante del cuerpo social. La economía y su esencia liberal, aunque puedan coincidir, son otra cosa.

Le hemos exigido mucho a la democracia venezolana. Incluso, nuestras deficiencias sociales y económicas se las achacamos implacablemente. Al respecto, sostenemos que la falta de lealtad y las críticas inmisericordes tienen sus oficiantes en esta falsa  idea.

De verdad que no ha habido apego, compromiso ni fidelidad con ella. Muchos dirigentes empresariales, sindicales, gremiales, sociales, no de ahora, sino siempre,  le han caído encima (y muchos todavía lo hacen), como decimos en criollo, sin  atender y calcular sus nefastas consecuencias. 

Este 23 de enero,  a  65 años  de aquel espíritu de unidad, de consenso pero sobre todo de voluntad y propósito democrático, ojalá nos sirva para reflexionar sobre los errores cometidos y sobre las ineludibles correcciones  que deberemos realizar. En nuestro caso, ningún desarrollo  económico y social será posible, si con anterioridad no rehabilitamos la democracia. Para ello, habrá que  curar sus heridas,  tratar intensivamente sus moretones e inyectarle altas dosis de renovación. 

alt

|*|: Especial para www.opinion y noticias.com)


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com