Soplan vientos de guerra
Escrito por Martín Márquez Windevoxhel   
Miércoles, 12 de Agosto de 2009 10:00

altLa situación del país, Venezuela, es sumamente grave. El anuncio de Hugo Chávez de que “Soplan vientos de guerra” confirman nuestra apreciación pasada de que el Presidente necesita hacer la guerra imitando a los militares dictadores argentinos, y parece haber encontrado esa posibilidad con Colombia. No es esta por cierto una elección la más apropiada ni conveniente, desafiar a un país que tiene casi 50 años guerreando contra tres enemigos implacables; las FARC, el ELN y el narcotráfico, que los tres se confunden y si analizamos nuestra situación, contando aquí con una Fuerza Armada que vive bebiendo güisqui, oyendo peroratas y más agresivamente vendiendo verduras sería como exponer al país a una vergonzosa derrota. Nuestro Presidente, en su única incursión armada en su vida militar, sólo aparece el golpe de estado del 4 de Febrero de 1992 donde participaron tres o cuatro estados y la Capital que debía tomar el susodicho y al final resultó el único que no obtuvo éxito y tuvo que rendirse y rendir a sus cómplices, desde su escondite en La Planicie, un Museo Militar.   

Ojala la misma Fuerza Armada, “su Fuerza Armada”, le haga ver la imposibilidad de ir a una guerra con nadie en semejantes condiciones. Pero la gravedad de la situación del país no viene por estos desplantes del Presidente, a los que estamos acostumbrados: “Señor Ministro mándeme diez batallones a la frontera con Colombia” urgido por un problema ajeno y lo poco que llegó al sitio, por decir lo menos, solo recibieron un desplante del enemigo que se hicieron los desentendidos, no le pararon la más mínima bolita, es que ya lo conocen. Lo grave de la situación nuestra es la suma de arbitrariedades y violaciones a la Constitución Bolivariana de Venezuela que me hizo recordar el golpe de estado que le dieron a Salvador Allende en Chile el 11 de Septiembre de 1973, cuando tenía 1000 días gobernando y le faltaban tres años tres años de gobierno.

19 días antes del golpe que dio la totalidad de la Fuerza Armada Chilena, el Congreso de ese país, exactamente el 22 de Agosto de 1973, emitió un documento, producto de un acuerdo en sesión extraordinaria, en la que reflejaba “los actos antiliberales, antidemocráticos y anticonstitucionales de Salvador Allende”, lo cual debe haber estimulado a los militares chilenos y esos actos antidemocráticos son tan similares y hasta se quedan pálidos, a los que en estos 11 años que tiene este déspota que nos gobierna en Miraflores, ha venido ejecutando y asegura que ahora va a apretar más el acelerador.


Claro, debo advertir que en aquel país del extremo Sur, a pesar de las violaciones del Presidente a su carta fundamental, había un Congreso soberano y una Fuerza Armada institucional que prácticamente fue obligada a actuar. Aquí carecemos de ambas cosas, ni tenemos congreso ni tenemos fuerza armada. En Honduras por ejemplo si hay un Congreso y una Corte Suprema soberanos y una Fuerza Armada institucional, lo que ellos hicieron con el señor Zelaya estaba justificado plenamente tanto por el Congreso como por la Justicia hondureña y por el desempeño del Presidente. Y lo que hace la OEA es encubrir a gobiernos felones y no atender a los poderes constituidos que tienen las mismas prerrogativas del Poder Ejecutivo.


Pero lo que pasa en Venezuela no es cualquier cosa, aquí hay un gobierno forajido, que ampara a terroristas y guerrillas propias y extrañas, que contempla  a los traficantes de drogas, que permite que cada media hora de cada día asesinen un ciudadano y en los primeros diez años por esa causa han muerto 150 mil personas en >Venezuela y en lo que va de este año pasan de las siete mil víctimas y lo más grave pretende aceleradamente llevarnos a un socialismo chambón, elaborando leyes contrarias a la Constitución como las que en estos días se “discuten” en la Asamblea Nacional.      


Protesta Chávez porque Colombia hace pactos con los Estados Unidos, pero él lo hace con Rusia, con China, con Irán, con los terroristas de Hezbollah y nadie se queja por eso, salvo los propios venezolanos.


Hugo Chávez y sus cómplices, como Rafael Correa, Evo Morales, Daniel Ortega y el ex Manuel Zelaya entre otros quieren conformar un imperio “socialista” y allí van los nombrados siguiendo ciegamente la ruta marcada por Chávez., sólo que a Zelaya le salió el tiro por la culata. En Chile, de acuerdo con el Congreso de ese país el golpe estaba justificado, en Honduras estaba plenamente justificado y sin embargo no hubo tal golpe de estado sino una transición forzada por la Constitución de ese país. 


Recomiendo a mis apreciados lectores buscar en Internet el documento del Congreso de Chile del 22 de Agosto de 1973 y luego una entrevista realizada al autor del golpe de estado; “Augusto Pinochet y el socialismo”, donde explica sus razones para el golpe de estado del 11 de Septiembre de ese mismo año. Mucho gusto





blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com