Una ministra de educación (superior)
Escrito por Juan Pablo García | @JuanPabloGve   
Viernes, 08 de Abril de 2022 06:55

altConsabido, Diosdado Cabello le robó la sede de El Nacional y el juez que se la adjudicó, apostó al favorecerlo.

Le espera un camino de ascenso en el medio judicial.  Otros, peleaban por hacerlo, pero ganó el recomendado. Hasta para fregarle la vida a la gente, hay voluntarios. Sin embargo, hay dos cosas muy serias y necesarias de reconocer: una, la mayoría de estos jueces provisorios evadieron el caso, no quisieron arriesgar y, lo otro, saben que el diablo paga mal. Así de simple.

Pasado un buen tiempo de designada, la tramposa del CNE quiso lucirse en el más importante acto público que la estrenó como ministro de educación superior (o provisionalmente, superior por el camino que ha tomado). Nada mejor que abrir la universidad de las comunicaciones y para más señas, de carácter internacional. Esas instalaciones dan para eso y algo más: el bunker de las comunicaciones del Foro de Sao Paulo. Así mismito es. Con personal a entrenar. De modo que Tibisay Lucena da un buen paso a favor del régimen: avalarle a Diosdado una sede que será referente de poder continental, tratando de equilibrar las relaciones de fuerza en el PSUV.

De paso, ella se burló de las mujeres que sufren la terrible invasión rusa de Ucrania, como si fuesen frívolas, vacías, inauguradoras de universidades de fachada. Idéntica burla hará de los alacranes que diligencian una visita a la tal universidad internacional, tratando de congraciarse con Jorge Rodríguez. Incluso, uno de esos alacranes que escribe en El Nacional, diputado espurio, en un “afán constructivo”, propuso que se hiciera una especialización exclusiva para los diputados de 2020 sobre la Asamblea Nacional y la comunicación política.  En realidad, a nadie sorprende ese alacranismo tan creativo. Sabiendo fracasadas las negociaciones de México, piden participar en ellas y Jorgito les ha hecho coro, porque además juran que son los representativos de la oposición y “tienen derecho” a ser dialogados.

 

Mientras tanto, hay que equipar a la universidad internacional de las comunicaciones. Si Diosdado, en un gesto de generosidad, la prestó al Estado (eso fue lo que hizo), es al Estado mismo el que le corresponde dotar de alta tecnología y mobiliario a esa universidad, con las reformas estructurales que ya imaginan.  Además, debe estar a la altura del bunker que Sao Paulo merece. Eso significa que Tibisay buscará, valga el detalle, despachar desde una sede tan cómoda y no molestarse en ir al centro, cerca de la Catedral para esa incómoda oficina que no le gusta de la sede ministerial. Fueron muchos los años que tuvo que molestarse en ir al CNE de El Silencio. En materia de la ejecución de los contratos, a cada quien le toca su tajada.


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com