La captura de Matteo Messina y las que faltan
Escrito por Omar Estacio Z. | @omarestacio   
Viernes, 20 de Enero de 2023 00:00

altEl lunes pasado, mientras caminaba hacia a una cafetería situada al frente del hospital “La Maddalena”, Palermo,

Región de Sicilia,  Italia, se produjo la captura de Matteo Messina Denaro, el mafioso más buscado y buscado y buscado, por las autoridades de ese país.

- ¿Su nombre y apellido, por favor, señor? - le inquirieron los policías a un sesentón, bien ataviado, que se disponía a tomar un refrigerio, antes de ingresar al centro de salud, en el que venía siendo tratado de cáncer estomacal. 

Por primera vez, en mucho tiempo, el asesino respondió con la verdad por delante. “Ya sabes quién soy, Matteo Messina ¿Para qué me preguntas?” El audio grabado, fue difundido, a través de la Internet, en tiempo real -casi- por el prestigioso “Corriere de la Sera”.

Messina, estaba a punto de cumplir tres décadas, sin solución de continuidad, huyendo como esos roedorcillos, que residen en los sumideros. 

Los mirones congregados, hasta tanto el asesino fue conducido a reclusorio de máxima seguridad, estallaron en júbilo al enterarse de su identidad. Messina no ha sido, como otros, un capo popular. O excapo, porque apenas fue a dar con sus huesos al calabozo, se han desatado las apetencias de sus compinches por reemplazarlo.        

Los italianos conservan, muy fresco, el recuerdo de las acciones que provocaron la persecución de este redomado malhechor. Ocurrieron en los inicios de la década de los 90:  

Dos docenas de enviados al otro mundo por vendettas. Sin contabilizar el secuestro y asesinato de un niño de 12 años; el estrangulamiento de una mujer en avanzado estado de  gravidez, para redondear, con su rol protagónico en la muerte de dos fiscales antimafia a quienes ordenó colocarles, en Milán, Roma y Florencia, uno tras otro, explosivos con potencia de sobra, hasta hacerlos volar en pedazos. 

El niño en cuestión, había sido torturado de manera salvaje. Parte de sus restos mortales, se hallaron en un bidón de ácido muriático. “Para que mis enemigos y quienes infrinjan la omertá, sepan de lo que soy capaz con éllos y con sus parientes” fue la advertencia de hoy recluso.

En los últimos 30 años, Messina, jamás, fue visto en público. Las autoridades para reconocerlo, a la vista, se hallaron en la necesidad de reproducir una imagen del gangster, generada por computadora, a partir de varias fotografías de finales de los 80, tomadas de algún álbum de la familia Messina.  Como nota curiosa, en septiembre de 2021 la policía de imigración del Reino de los Países Bajos detuvo, por unos días, a un nativo de Liverpool, Reino Unido, en la creencia que se trataba del referido “padrino”.

Su condición de perseguido por la justicia, no  fue óbice para la continuidad de su carrera. Como líder del “Clan Corleone”, Messina Denaro, capitaneó  actividades de crimen organizado, como el vertido ilegal de desechos, lavado de dinero, tráfico de drogas, el venerable -venerable para sus padres, abuelos y tatarabuelos- cobro de protección o “vacuna”.  Además de su sed de sangre, era reconocida su habilidad para negocios como, la gestión de activos y la infiltración en empresas económicas legales, incluidas las de energía eólica. Disfrutó de la protección de una amplia red de mafiosos, pero también, de una no menos amplia de ministros, parlamentarios, personajes influyentes. “Mafiosos civiles” los llaman en Italia. Los enchufados de siempre, en Venezuela que, juegan a estar bien con Dios y con el Diablo.  

Su arresto ha conmocionado a Italia. Apenas fue  informada de la captura, la primera ministra, Giorgia Meloni, voló a Sicilia para felicitar a las fuerzas locales de seguridad, mientras llovían elogios del espectro político, cultural, académico, sindical, en general.  “Estamos lejos de haber ganado la guerra contra el crimen, pero esta captura es una victoria importante” expresó la señora Meloni.

Mientras tanto, la jefatura, forajida, fallida, narcodesvergonzada, cleptócrata,  de cierto expaís, de este lado del Atlántico, puso la mosca en la leche: “¿Tanto alboroto por la captura de un tipo con unos “muerticos”, apenas? 

Matteo Messina, va a morir en la cárcel . Lo mismo, sus émulos de todos los antros del Mundo. Usted va a ver.

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com