De la inflación por asalto
Escrito por Luis Barragán | @luisbarraganj   
Lunes, 26 de Septiembre de 2022 00:00

altEl socialismo del siglo XXI bate de nuevo el récord de la inflación en América Latina que la promedia en 2,88%,

remontando Venezuela la cuesta con 17,3%, con las terribles consecuencias del caso para una población que lo y la ha soportado, aunque ocho millones de coterráneos están más allá de nuestras fronteras. Por cierto, una adecuada interpretación del fenómeno inflacionario, con índices tan obstinadamente altos, nos lleva a afirmar que también se trata de una medida de expulsión masiva de los nuestros que buscan mejores condiciones de vida. 

Los números divulgados por Dato World recientemente, nos permite constatar otra vez la existencia del reino de la censura y del bloqueo informativo, porque no hay entidad oficial, por más que lo ordene la Constitución de la República, que tenga la delicadeza de publicar las cifras necesarias. Vaya el contraste con aquella primera plana de El Mundo de Madrid que, por estos días, no sólo se prestaba a polemizar sobre el tema, sino que llamaba la atención sobre los sectores medicamente más vulnerables de la población forzados a consumir la dieta basura, al exhibir un monto inflacionario que muy bien envidiamos.

alt


Con razón, el economista Asdrúsbal Oliveros aseguraba que el profesional de ramo debía hacer de analista, pero también de detective, precisamente, por el enigma de los números de este país con salarios absolutamente deprimidos. Un vistazo simple al aumento de precio de los bienes y servicios, alarma, pero lo peor es que no hay manera de prever los otros aumentos con una cierta sensatez que permita tomar las medidas del caso: es la idea del régimen, la de asaltarnos permanentemente con el alto costo de la vida. 

Venezuela es el único país del mundo que no tiene en los hechos una moneda nacional, existiendo sólo como unidad nominal de cuenta. Luce inevitable la emisión inorgánica de la moneda para cumplir con los compromisos de las empresas no financieras del Estado, hablándose de un desfase entre inflación y devaluación.

Sólo un modelo y una estrategia  de desarrollo fundado en una economía social y ecológica de mercado, superado este socialismo denlas demoliciones,  nos permitirá derrotar definitivamente la inflación y transitar el camino de la prosperidad con equidad social.  Esta es la otra adecuada interpretación y conclusión política a la que arribamos en torno a un mal tan consustancial con el socialismo del siglo XXI. 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com