Unasur y las bases en Colombia
Escrito por Vladimir Villegas   
Martes, 15 de Septiembre de 2009 06:59

altLa reunión de cancilleres y ministros de Defensa de Unasur, que hoy se instala en Quito, reviste gran importancia porque de sus resultados podría depender en alguna medida el futuro de este instrumento de integración suramericana, e incluso de la paz en la región. No es exagerada esta afirmación porque a partir del encuentro de hoy se sabrá si funcionará o no el mecanismo de verificación acordado por los mandatarios suramericanos, luego de anunciarse el establecimiento de bases militares norteamericanas en la vecina Colombia.

En la última cita de los presidentes de Unasur, los mandatarios coincidieron en rechazar que con la presencia de tropas extranjeras se pueda amenazar la soberanía y la integridad de cualquier país suramericano, así como la paz en la región. Y como se produjo un duro debate, sin que se pudiera alcanzar conclusiones terminantes en rechazo a las bases militares norteamericanas en territorio colombiano, se acordó que sus titulares de Relaciones Exteriores y de Defensa se reunieran, como ocurrirá el día de hoy, para tratar de llevar a la práctica un mecanismo que permita verificar efectivamente que esas bases militares en la hermana república no implican ningún peligro para sus vecinos y para la paz en la región.

El anuncio de la presencia de tropas norteamericanas en bases militares colombianas encendió alarmas en Suramérica y, aunque en Bariloche el consenso sólo alcanzó para un documento que no va más allá de postulados generales en materia de defensa de la soberanía, en ningún país suramericano existe el convencimiento de que esas bases no implican peligro alguno y apenas estarán allí para atender asuntos "domésticos" como la lucha contra el narcotráfico y los grupos insurgentes.

Por algo el Brasil de Lula da Silva, tan elogiado por sus posiciones ponderadas, acuerda con Francia una importante compra militar, como también lo ha hecho Venezuela y seguramente lo harán otras naciones. Por algo Lula, visto por Estados Unidos como un interlocutor válido frente a las posturas frontales del presidente Hugo Chávez, ha insistido en la necesidad de que el presidente Barack Obama discuta con sus pares suramericanos sobre los objetivos que persigue el gigante del norte con ese acuerdo para convertir a Colombia en una base estratégica de operaciones militares.

Entonces, hay mucha expectativa por los resultados que puedan derivarse de la cita de cancilleres y ministros de Defensa suramericanos.

¿Colaborará Colombia para que queden despejadas las dudas de sus vecinos? ¿Cómo será esa colaboración, si acaso es aceptada? ¿Admitirá el gobierno de Álvaro Uribe que se revisen las bases del acuerdo con Estados Unidos? ¿Estará a salvo Latinoamérica de convertirse en zona de guerra como ya lo son otras regiones del mundo en las cuales Estados Unidos ha ampliado y consolidado su presencia militar? A partir de esta reunión de hoy comenzaremos a ver si el tan controversial acuerdo es más o menos transparente de lo que cada cual imagina y reviste o no los peligros y las amenazas que se le atribuyen. Y si hay razones para ser optimistas con respecto al futuro de Unasur y de ese Consejo de Defensa creado, el cual, por cierto, no las tiene nada fácil.

Julio Rivas.

No se puede ser indiferente frente al hecho de que a un dirigente estudiantil, por muy radical que sea, se le conduzca a una cárcel para delincuentes comunes, y llena de indignación que esta decisión sea respaldada por otros dirigentes estudiantiles que se reivindican como revolucionarios, y no sea rechazada, de manera principista, por líderes estudiantiles de ayer que hoy ocupan altas responsabilidades en distintas instancias del Estado.

Fuente: El Nacional


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com