Lenovo sigue en Venezuela a pesar de la caída de sus ventas
Escrito por Iván R. Méndez | @ivanxcaracas   
Viernes, 16 de Octubre de 2015 08:37

altMientras diversas empresas cierran o minimizan sus operaciones en Venezuela apenas se afecta su zona de confort (lo cual es cotidiano bajo el régimen actual), Lenovo afianza su presencia en el país y compensa la caída

de un 90%  de sus ventas (pasaron de 100.000 pc’s vendidas por trimestre hace unos pocos años a menos de 10.000 en el 2015)  empoderando a su recurso humano venezolano, que ahora atiende a la subregión conformada por cinco países: Venezuela, Bolivia, Uruguay, Paraguay y Ecuador.  Así balancean la carga entre  el ahorro en capital humano (que cobra en bolívares) que atiende en varias funciones a la subregión y  la caída en la venta de pc’s en el mercado venezolano.

“Para Lenovo, Venezuela es un país que sigue dando ganancias, para el 2015 planificamos colocar 10.000 equipos por trimestre,  con una mezcla que arroja un 85% para el mundo corporativo (público y privado)”, explica Lorenzo Rubín,  Gerente General de Lenovo Venezuela y la región BUPE.  Han incrementado la venta de servidores, ya que 2015 ha sido un año de actualización tecnológica para la banca venezolana, que ahora busca alargar la vida útil de su hardware. Los equipos Lenovo son comprados por mayoristas a boca de planta, mientras que Lenovo realiza, directamente, algunas importaciones puntuales a dólar SIMADI.

El nuevo comprador venezolano: de “lo que quiero” a “lo que puedo”

El perfil de compra del venezolano, indica Rubín, pasó de  “lo que quiero” a “lo que puedo” o “lo que consiga”. Para el directivo, Venezuela está dolarizando, informalmente, su sistema económico. “Al tener referencia del precio en dólar, se produce una realidad absoluta de que cada cosa va a costar su justo precio, independientemente de la realidad cambiaria”.
El tema del poder adquisitivo es otra realidad, lo cual impacta en el volumen de unidades vendidas en el país. Los venezolanos ya no piden “dame lo más nuevo” sino que buscan lo que mejor se ajusta a sus necesidades y posibilidades, “no es que nos estemos desmejorando, nos dieron una cucharada de ‘ubícate' y nos estamos pareciendo a la verdad verdadera del resto del mundo”.

“Venezuela era catalogada como una sociedad esnobista, todo lo que se lanzaba en el mundo se probaba aquí, porque la gente lo compraba, ahora se ha desarrollado un perfil diferente, donde se exige servicio, oferta de integración de valores agregados al equipo, porque la vida útil de los equipos se estira. Ahora se compra lo que se puede y no lo que se quiere, y cada cosa se posiciona en su verdadera banda de precios”. 

Para Rubín, la evolución de los negocios en la Nube ha llevado a “una ampliación del portafolio” ante la demanda de dispositivos más económicos, como tabletas, para acceder a ésta.  “Hoy nadie se atreve a pronosticar a un año hacia qué tipo de dispositivo va el mercado, seguimos todos con el baticinturón con el smartphone, el portátil, el portátil , el phablet a ver cuál es el equipo que se va a consolidar. Y se hace más complejo al ver como la televisión se integra a los dispositivos móviles, no sólo Netflix, DirecTV, HBO sino las cableteras, y al revés, que los smartTv integran servicios de Internet. Aún no hay el dispositivo mágico que los reemplace a todos”. 

alt

Actualmente, el tipo de equipo más vendido en Venezuela son las “All in one”  , porque “la gente entendió que tiene la prestancia de un PC dentro de un formato ‘casi portátil’,  ocupa poco espacio, pocos cables  e integra la televisión dentro del equipo, que le permite armar parrilla de programación, conectarse a Netflix y de paso trabaja”, indicó Rubín.

alt
La marca sigue colocando smartphones en el país, aunque en un número reducido y atomizado dentro del mercado abierto. Lenovo trabaja en incorporar las mejores prácticas de Motorola a su portafolio de teléfonos, con excelentes equipos en gama media y alta.  

Empresa y socialismo: una coexistencia necesaria

Asevera Rubín que en estos momentos de crisis aguda es cuándo se conoce a las empresas que buscan mover mercado y hacer dinero, que bajan la Santa María cuando esos objetivos fallan y las que apuestan a largo plazo, perfilando al consumidor en un marco de uso de sus tecnologías, incluso en escenarios de caída de las ventas.

Actualmente, Lenovo ha ido cambiando su modelo de empresa  subsidiaria. Se está pasando de una filosofía global a empresas nacionales, autosustentables con estrategias, ventas de servicios, canales y portafolios climatizados a su realidad. Ahora el Lenovo Colombia o el Lenovo Venezuela son diferentes a la casa matriz y eso les permite apostar a largo plazo dentro de entornos distintos e incluso hostiles.  Eso diferencia, según Rubín, al empresario oriental que planifica a largo plazo del occidental que  enfoca sus expectativas en un rápido retorno de la inversión.

Indica el ejecutivo que su experiencia como gerente general de la subregión para Lenovo, le ha permitido entender “que países con un mensaje socialista, como Bolivia y Ecuador, con alto volumen de propaganda asociado a ese concepto, puedan coexistir con la empresa privada.Que esa coexistencia de un mensaje político y uno económico de diferente índole encuentre puntos en común para trabajar en el beneficio de un país es lo que deberíamos imitar en Venezuela”.

@ivanxcaracas

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla




blog comments powered by Disqus
Última actualización el Viernes, 16 de Octubre de 2015 09:59
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Related Items

Videos



opiniónynoticias.com