Caracas, Jueves, 24 de Abril de 2014
Falta día
Opinion
Noticias
Banner
La era democrática de Venezuela comenzó con Eleazar López Contreras y terminó con Rafael Caldera (2)
Escrito por Martín Márquez Windevoxhel   
Viernes, 29 de Octubre de 2010 22:13

altA la muerte de Juan Vicente Gómez, un militar de Montoneras, el 17 de Diciembre de 1935, se abre la posibilidad cierta de incursionar en un sistema democrático de vida republicana. Pero no era tan sencillo, aquella dictadura tenía sojuzgado al pueblo, al Ejército, al Congreso y a los jueces y demás poderes de un Estado inhabilitado, (Cualquier similitud con caso posterior es pura coincidencia) era un dictadura atroz. Su gobierno, nepótico, autócrata, corrupto y opresivo al extremo, no permitió oposición a la cual persiguió brutalmente. No aceptaba reconciliación. Después de 27 años gobernando, consciente de su penosa enfermedad y pronta partida eterna, antes de producirse ese desenlace Juan Vicente Gómez encarga de la Presidencia al General en Jefe, por cierto, el último General en Jefe de Venezuela Eleazar López Contreras, los que vinieron después son generales de Esteban. Desechó Gómez la aspiración de su hijo Eustoquio Gómez, que al serle negada su pretensión conspira contra el gobierno el día antes de la muerte de su padre, conspiración que es abortada por el Ministro de la Defensa el propio General  López Contreras. No tenía una alternativa mejor  el Presidente enfermo. No era posible otra vía que esa, la otra opción que fue desechada por el mismo J.V. Gómez, la de su hijo  Eustoquio era un continuismo de más atraso, de violencia que no existía  y de muerte, peor que el anterior. Esa encargaduría fue ratificada el mismo 17 de Diciembre, cuando muere “el benemérito”, por el Gabinete Ejecutivo de acuerdo con el Artículo 97 de la Constitución y designa formalmente al mencionado General. 

Luego el 26 de Diciembre de ese mismo año 1935, se instala el Congreso de la República y luego de las deliberaciones el 31 del mismo mes designó al General López Contreras Presidente Provisional de la República para completar el período que debía concluir en  Abril de 1936.  El nobel Presidente en sus primeras acciones fueron la búsqueda de la armonía y de la conciliación, pero el país estaba alegre, sentía un aire de libertad y por supuesto las manifestaciones no repelidas, los saqueos “festejando la muerte del Benemérito” obligó al gobierno el 05 de Enero a suspender las garantías Constitucionales “para evitar la difusión de doctrinas comunistas”. Luego vino la acción de los partidos políticos y los sindicatos recién organizados y los estudiantes que brotaron como una fuerza que se hacía sentir, luego de una larga y obligada paz social.     

López Contreras no fue un dictador, pero aplacó los ímpetus de vastos sectores del Ejército, de las empresas petroleras extranjeras todas, de los latifundistas que sí existían amparados por el anterior gobierno, la burguesía comercial importadora, la industrial no existía como tal, echaban de menos “El inmenso poder incontrolado que tenían en su beneficio… que se les iba de las manos”.  Sin embargo el Presidente López Contreras  iba tomando medidas que sorprendía al pueblo y a sus dirigentes políticos; erradicó del gobierno a los funcionarios más odiados tratando de hacer más eficiente su gobierno y menos problemático, dictó una amnistía general que permitió la libertad de infinidad de presos políticos y permitió el regreso de los exiliados políticos y dirigentes estudiantiles, entre otros regresaron Rómulo Betancourt y Raúl Leoni, que posteriormente  ejercieron la Presidencia de la República.

El regreso de exiliados y el despertar de aquella inquieta juventud subyugada y de los que habían bajado la guardia se conformaron los nuevos y modernos partidos políticos, lo cual me permite a quien escribe afirmar que con el General Eleazar López Contreras comienza la era democrática en Venezuela. En este punto es bueno recordar la primera gran crisis de aquél gobierno, el 14 de Febrero de 1936. No tenía dos meses en la Presidencia, cuando una inmensa manifestación se congregó en la Plaza Bolívar de Caracas, que protestaban por las medidas represivas del gobierno de la cual resultaron varios muertos y heridos, disuelta a plomo limpio y dejando algunos muertos y heridos y exigían la salida de todos los funcionarios gomecistas y juicio a los culpables. El Presidente con su frase genial y propopeyica “Calma y Cordura”, destituyó al Gobernador de Caracas Félix Galavis y a  los de los estados; Anzoátegui, Lara, Carabobo, Miranda, Táchira , Zulia y Nueva Esparta, restituyó las garantías el 21 de Febrero de 1936 y propuso entre muchas cosas una nueva Constitución e inició el llamado Programa de Febrero;  Desarrollar la Educación, la Salud Pública, muchas obras públicas y la modernización del Ejército y como para callar a los insipientes adecos posteriores, designó a Don Rómulo Gallegos Ministro de Educación.

Ese mismo año 1936, de acuerdo a la Constitución vigente, López Contreras por mandato del Congreso Nacional hace entrega de su cargo al Presidente de la Alta Corte Federal y de Casación, Arminio Borjas Pérez y el Congreso  se propone a elegir al nuevo Presidente de la República para el período 1936-1943, para el cual resultó electo de nuevo el General López Contreras, pero el General pidió luego que ese período de 7 años, fuera reducido a cinco  y el 29 de Abril de 1936 se juramenta ante  el Congreso Nacional. Cinco años después, el 13 de Marzo de 1943 el General Isaías Medina Angarita resultó electo en el Congreso Nacional, de acuerdo con la nueva Constitución Nacional y en esa elección participaron los candidatos  en elección nominal: Isaías Medina Angarita que obtuvo 120 votos, Rómulo Gallegos Freire 13 votos, Diógenes Escalante 2 votos, Luis Gerónimo Pietri 1 voto y José Izquierdo 1 voto. La participación de esos ilustrísimos candidatos y particularmente Rómulo Gallegos avala la legitimidad de la elección. El Presidente Medina no logró terminar su período de cinco años que concluía en 1946.  La alta jerarquía adeca y los jefes militares Carlos Delgado Chalbaud y Marcos Pérez Jiménez (concuñados) le dieron un golpe de estado, el 18 de Octubre de 1945 en el cual masacraron a la Policía de Caracas, única fuerza que defendió a su Presidente. Quien escribe lo vivió en la Parroquia Sucre, Catia, cuando tenía  nueve años de edad. En la noche del 19 de Octubre, con el Presidente Medina preso se conformó la Junta Revolucionaria de Gobierno que  presidida por el joven (37 años) Rómulo Betancourt y lo acompañaban en esa junta; Raúl Leoni, Gonzalo Barrios, Luis Beltrán Prieto Figueroa, Edmundo Fernández y los militares Capitán Mario Vargas Cárdenas y el Mayor Carlos Delgado Chalbaud, la crema y la nata de Acción Democrática. Betancourt gobernó,  ¿De facto, siendo producto de un golpe de estado? dos años y cuatro meses, hasta el 15-02-1948.

La insipiente democracia iniciada luego de la atroz dictadura de Juan Vicente Gómez después de su muerte, con López Contreras primero y luego con Medina Angarita se cortó por vez primera. En próximo artículo me referiré a las obras de gobierno de esos dos períodos, haciendo constar que no pretendo molestar en lo más mínimo a los adecos, la Historia no perdona, sólo quiero comparar a aquellos gobiernos, todos los de la “cuarta república” y los dos  de post Gómez con la dictadura actual de este tiempo en Venezuela, que supera a Pérez Jiménez y Juan Vicente Gómez en maldad, en corrupción, en ineficiencia y en traición a la Patria que le es propia a Esteban, y voy de cuento. ¿Qué son las expropiaciones que casi a diario hace el gobierno de Esteban? Un robo en despoblado, no se cumplen los dispositivos legales, y porque no hay ninguna finca, empresa o bien expropiado que esté dando frutos a la población nacional, luego de despojarle a sus propietarios sus bienes son desmanteladas y abandonadas, luego de obtener créditos blandos del estado que pasan a ser pérdidas, es simple y llanamente la destrucción del país que es su única finalidad. ¿Qué fue el 11 de Abril del 2002, sino una masacre ordenada por Hugo Chávez Frías desde Miraflores?, orden que todos escuchamos y vimos por televisión cuando amedrentado llamaba a un tal Rosendo…  porque una manifestación, la más numerosa de la historia, las más pacífica y alegre, decidió llegar al Palacio Presidencial a pedirle la Renuncia de su cargo en defensa de su PDVSA, como aquella del 14 de Febrero de 1936 en la Plaza Bolívar de Caracas, fue reprimida a plomo limpio.

El Alto Mando Militar se encargó entonces de pedirle la renuncia de su cargo, “En virtud de los deplorables acontecimientos ocurridos en el día de hoy, el ALTO MANDO MILITAR le solicitó al señor Presidente de la República la renuncia de su cargo….la cual aceptó”. 20 muertos dejó ese ataque brutal de unas bandas armadas y de unos francotiradores, ¿que quien los puso?.  Que le pregunten a Arias Cárdenas que habló de las manos manchadas de sangre de Chávez o al General Lucas Rincón que leyó la solicitud de los militares. Mucho gusto.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
El Tigre, Octubre de 2010


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Éstos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.