¡Cuidado con la talanquera!
Escrito por José D. Solórzano | @jdionisioss   
Lunes, 15 de Mayo de 2017 00:01

altHace unos días al revisar algunas carpetas, papeles y demás papelitos que uno va guardando con el paso del tiempo, me encontré con el programa de gobierno

que el Dr. (le digo así por costumbre y no por respeto) Hernán Escarrá repartió cuando intentó o pretendió ser gobernador de Anzoátegui. 

Allí, como era lógico, buscó resaltar una de sus “cualidades”, hoy transformada en vicio, como es su intelecto y conocimiento en la materia constitucional; en aquel librito esbozaba toda su crítica al proyecto de Hugo Chávez calificándolo de “inconstitucional”.  

Quien fuese congresista del antiguo Congreso de la República Civil venezolana, y más tarde constituyentista, ambas posiciones obtenidas bajo los colores partidistas del chavismo, se afanaba en expresar epítetos contra el régimen de Hugo Chávez. 

Escarrá, con su voz aterciopelada y palabras rebuscadas, junto a la parsimonia con que separa oraciones e inclusive palabras, voceaba en todas las tribunas posibles su oposición a un sistema  político que vulneraba la constitucionalidad y la legalidad del país. 

En aquellos días, muchos de los simpatizantes de la oposición hablaban del “Escarrá bueno” y el “Escarrá malo”, siendo el primero Hernán, quien había saltado la talanquera del oficialismo a la oposición, y el otro, su hermano Carlos, quien se había mantenido en las filas de la mentada revolución. 

Bueno, a la luces de la historia podemos decir que Hernán era en verdad el “Escarrá peor” y Carlos, que en paz descanse, era el “menos malo”. Porque, por lo menos el Dr. Carlos Escarrá fue consecuente toda su vida con sus ideales, sean  estos buenos o malos. 

El señor Hernán Escarrá primero fue el mayor defensor de los cambios que en su momento impulsaba Chávez, posteriormente un refilado, pero lapidario rival, y ahora se presenta como el paladín jurídico de las aberrantes decisiones de Nicolás Maduro, y como un reivindicador del “legado del Comandante”. 

No obstante, este no es el único caso. Jamás olvidemos a Francisco Arias Cárdenas, quien fuese compañero de armas y uno de los comandantes del golpe de Estado contra el expresidente de la República Carlos Andrés Pérez. 

Arias Cárdenas saltó la talanquera y hasta llegó ser candidato presidencial en la contienda del año 2000, y posteriormente, con su cara muy lavada, apareció de nuevo al lado de Chávez y abrazándolo se convirtió de nuevo en gobernador del estado Zulia. 

El actual mandatario zuliano hasta aplaudió, y esto está grabado, los hechos del 11 de abril del 2002 y la salida de Chávez del poder. 

Y, ¿por qué le hago esta salvedad? Tengo la obligación moral de recordar estos dos casos, los más emblemáticos, para advertir sobre las posiciones políticas asumidas por el gobernador de Lara, Henry Falcón. 

Falcón, quien fuese el gobernador estrella del chavismo, se convirtió de la noche a la mañana en opositor, en inclusive está de tercero o cuarto en los estudios de opinión, no obstante su compromiso con los ideales de cambios no son tan profundos.

Frente a esto tenemos que tener cuidado con esa talanquera, no sea cosa que Henry Falcón vuelva a saltarla para el lado incorrecto de la historia. 

    

-- 

 

blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com