Agresión salvaje
Escrito por Williams Caballero | @wcaballerolopez   
Viernes, 12 de Mayo de 2017 06:46

altEl pasado 10 de mayo en medio de la marcha “Mi escudo es la Constitución”, las fuerzas de la represión agredieron a los manifestantes que colmaron las calles

del centro de Barcelona y se ensañaron contra el equipo de Vente Venezuela que comandaba la coordinadora nacional del partido de la libertad: María Corina Machado.

Lanzaron bombas lacrimógenas, e inclusive existen denuncias que los efectivos militares detonaron sus armas de fuego en contra de la multitud de ciudadanos que ejercían su libre derecho a la protesta cívica.

En medio de la ola represiva el diputado a la Asamblea Nacional (AN) Omar González Moreno, y vocero de Vente en Anzoátegui, fue alcanzado en el área del cráneo por una de las bombas lanzadas por los uniformados.

A González Moreno le alcanzó el impacto, a pesar que el verdadero objetivo era María Corina, por estar muy cerca de la líder de Vente Venezuela, debido a esto fue herido.

Lo que podemos suponer que el blanco de las fuerzas de represión era María Corina Machado, pero debido a los vaivenes de la reyerta y de la posición del diputado Omar González, no lograron herir a la líder del movimiento por la libertad venezolana.

Es menester, denunciar que la actitud de los militares no surgió de forma espontánea, sino que respondió a una orden de sus superiores castrenses y por instrucciones del gobernador encargado de Anzoátegui, Nelson Moreno.

Y es que, el mandatario transitorio en la región no sólo se limitó a atacar a los ciudadanos que marchaban y ensañarse en contra de la dirigencia de Vente Venezuela, sino que persiguió, acosó y agredió a una serie de jóvenes que participaban en la actividad de la Unidad.

Fue tal la actitud de Nelson Moreno que adiestró a sus agentes de represión para atacar la sede de la Universidad Gran Mariscal de Ayacucho, y arrestó a estudiantes y a dirigentes de varios partidos políticos.
E inclusive, en una rueda de presa posterior éste precisó que las pruebas de terrorismo contra los detenidos eran que los jóvenes portaban camisas de partidos políticos de la Unidad, tenían gorras tricolores y banderas de Venezuela.

Porque ahora tener rudimentarias especiales para salir a protestar es un delito de “Lesa Revolución” para un régimen que se sabe huérfano de apoyo en la base de la sociedad y que simplemente se sostiene con la fuerzas de las bayonetas que apuntan contra el pueblo para atacarlo, intimidarlo y hasta asesinarlo de la forma más vil y cobarde posible.

Pero, la agresión salvaje vivida en Anzoátegui fue producto de la desquiciada posición de Nelson Moreno en contra de una ciudadanía que se expresaba.

Y le digo a él, con todas las fuerzas de mi alma, ni Maduro y por lo tanto todavía menos tú, Nelson Moreno, podrán detener la aspiración de cambio de los venezolanos. Así lancen todas las bombas que quieran o metan preso al 80% de los venezolanos que repudian este modelo económico, social y político, nunca podrán contra el deseo ciudadano de un mañana mejor.

Para culminar les digo que la agresión salvaje y cruenta del régimen en Anzoátegui, como en el resto del país, describe la realidad paupérrima de una dictadura que se encuentra en etapa terminal.


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com