No + violencia
Escrito por Alexis Aponte | @alexisaponte14   
Martes, 18 de Abril de 2017 00:02

altLa violencia se metió en nuestras casas, en los templos religiosos, se apoderó de las  calles, de los parques, universidades

Terrorismo:

“Dominación por el terror.

2. m. Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror.

3. m. Actuación criminal de bandas organizadas, que, reiteradamente y por lo común de modo indiscriminado, pretende crear alarma social con fines políticos.”

Fuente: Diccionario de la Real Academia de la Lengua

Venezuela se ha convertido en el prototipo de la violencia. La violencia política y la violencia delincuencial. La violencia pública y la violencia personal. Venezuela es una estadística de sangre de muertos y heridos. Todos los días tenemos más niños huérfanos, más mujeres viudas o padres que lloran a un hijo muerto por el terror. Esto es más grave aún, cuando la origina la barbarie política. Hasta cuando los violentos se apoderan de un derecho constitucional y civilizado  como es el de las protestas políticas. Aquellos que atacan a una masa desarmada formada por mujeres y hombres, adultos, adolescentes, ancianos y niños, se hacen acreedores al calificativo de terroristas.

Me atrevo a decir que nuestros terroristas son iguales o peores que aquellos que colocan una bomba en una estación de metro, atacan un colegio o un sitio de esparcimiento público. Ambos lo hacen con la intención de crear terror, amedrentar, causar daños y atemorizar. En nuestro caso es  peor aún,  ya que son tarifados por alguna institución pública,  donde se organizan para tal fin y se protegen bajo el escudo del poder y la lenidad de funcionarios policiales. Es cobardía de la más baja.

Sostenernos en el poder mediante el terror y el miedo generalizado no puede ser un objetivo de un político y menos de un luchador social. Los que facilitan esta práctica son dignos de ser tildados de fascistas. Tanto el verdugo como el que lo facilita merecen el peor castigo que la justicia considere.

La violencia se metió en nuestras casas, en los templos religiosos, se apoderó de las  calles, de los parques, universidades, liceos, colegios, hospitales y  clínicas. En las peores guerras hay un protocolo, reglas y normas de respeto de ciertas situaciones e instituciones.

Ha calado tanto la violencia en el venezolano, que la reflejamos en lo verbal, la mirada, en lo gestual, en la intolerancia, en la desconfianza mutua, en las respuestas a preguntas que nos incomoda. Ha afectado nuestra manera de comunicarnos y de socializar. Tenemos que estar atentos a estos rasgos de violencia personal, luchar para no contaminarnos, reducir a su mínima expresión nuestro espíritu animal.

Los riesgos de la violencia son infinitos e incuantificables. Se sabe cómo comienza, pero no se sabe cómo termina. La violencia genera una respuesta, que normalmente tiende a ser creciente. Las víctimas de la violencia generalmente asimilan, aprenden y responden siempre en aumento. La Venezuela violenta es una preocupación mundial. Hasta el Papa Francisco, en sus homilías ha comparado a Venezuela con Siria, al expresar los grados de violencia que reina en ambos países.

Antes se criticaba a los cabilleros y miembros de sindicatos que se prestaban para atacar a las manifestaciones de aquellos tiempos. Por lo tanto, hoy debemos repudiar estos actos terroristas con mayor fuerza. La violencia debemos rechazarla en todas sus manifestaciones, viniere de donde viniere. Las consecuencias son las mismas sea de cualquier color, ideología o interés político.

Por último y esto va con el gobierno; hay juegos que están “cantado”, por qué no negociar? Negociando se disminuyen los costos de salida, se controlan las pérdidas y hasta se salvan parte de los activos y capital. Es conveniente leer algo sobre Teoría de Juegos, para no continuar en un “juego suma cero”

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com