Álvaro Giménez Pocaterra: In Memoriam
Escrito por Antonio Sánchez García | @sangarccs   
Sábado, 15 de Abril de 2017 20:34

altNo mienten quienes se lamentan de la soledad al que nos empuja la muerte de nuestros seres queridos, de nuestros amigos, de nuestros compañeros.

Nos mutila pedazos de nuestras raíces, nos arrebata los afectos con los que nos acompañaron, nos priva de la alegría y la felicidad de poder compartir con ellos nuestras desesperanzas, nuestras preocupaciones, nuestros dolores y nuestras alegrías. Se van y nos dejan varados en el desconsuelo. Irremediablemente solos.

Hemos perdido en estos años trágicos y angustiosos que han afectado a la esencia misma de la Patria venezolanos entrañables que nos llenaban la vida de fe, alegría y esperanzas. Luis Penzini, Alberto Quirós Corradi, Simón Alberto Consalvi. Y ahora un hermano, Alvaro Giménez Pocaterra. 

Ha fallecido en Fort Lauderdale, tras cuatro meses de una lucha denodada contra las consecuencias de un infarto al miocardio que sufriera a fines de diciembre pasado, durante una estadía que prometía ser breve. Su vínculo con Venezuela era raigal, profundo, esperanzado. A finales de la tarde de este viernes santo su corazón no resistió el prolongado esfuerzo por mantenerlo con vida y sucumbió. Lo acompañaban Carmencita, su esposa y sus cuatro hijos: María Carolina, María Eugenia, Gastón y Alvaro Jr. Una familia ejemplar, testimonio vivo de esa Venezuela honorable, orgullosa de su prosapia, emprendedora y buena. De la que dan fe sus dos hermanos, Leonor Giménez de Mendoza y Gustavo Giménez. 

Nos causa un profundo dolor. Álvaro Giménez era un venezolano de excepción, de honda rigambre republicana y democrática, descendiente de figuras señeras en la lucha contra la dictadura de Juan Vicente Gómez, entre quienes luce el gran escritor, político y diplomático José Rafael Pocaterra, cuya obra señera, Memorias de un Venezolano de la Decadencia constituye el fresco más minucioso y lacerante del horror tiránico del déspota que gobernara a Venezuela durante 27 años. 

Hermano de Leonor Giménez de Mendoza y tío de Lorenzo, presidente de Empresas Polar, estuvo profundamente vinculado al mundo empresarial, en el que puso toda su experiencia profesional y los bríos de un emprendedor de inmensa fuerza y talento. Pero jamás dejó de compartir sus preocupaciones sociales y políticas, siempre cercano a las ideas de procurar el bienestar de sus compatriotas, especialmente de los más desfavorecidos. Lo he visto hondamente preocupado por la suerte de nuestro amado maestro y compañero Pompeyo Márquez, a quien jamás dejó de tenderle su mano amiga. Admirando el coraje y el desprendimiento de nuestro común amigo Antonio Ledezma. Angustiado por la suerte del país que se nos iba de las manos y siempre dispuesto a colaborar con la causa de la libertad y la democracia que veíamos zozobrar, para inmensa desgracia de siglos de esfuerzos libertarios.

He sentido una profunda admiración por Carmencita, una venezolana de bondad infinita, y sus tres hijos y nietos. Hemos disfrutado inmensamente de la felicidad con que le celebramos su último cumpleaños. Sin siquiera sospechar que sería el último. Parte el alma perder a un amigo ejemplar. Duele compartir el dolor de los suyos. A ellos mi agradecimiento por lo que han hecho por Venezuela. Y seguirán haciendo. Conquistar la libertad y enrumbar nuestra Patria por la senda de la justicia, la prosperidad y el progreso para todos, será la mejor manera de honrar su memoria.

Álvaro amado, descansa en paz.

 


blog comments powered by Disqus
Última actualización el Sábado, 15 de Abril de 2017 20:44
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com