Escapar de lo tradicional
Escrito por Gonzalo López Menéndez   

altEntras en la escuela y no hay exámenes, ni notas, ni libros de textos, ni un currículum fijo. No es una escuela tradicional.

Son los alumnos los que elaboran los libros de texto. Allí los niños no empiezan a leer hasta los 7 años, cuando para ellos leer se convierte en algo divertido y no, en una obligación. No hay aulas, sino habitaciones donde convivir.

En un entorno escolar hecho a medida de los niños, se promueve la imaginación, se fomenta la diversidad de pensamiento y un amor incondicional por el aprendizaje. Hoy, hay más de mil escuelas y dos mil jardines de infancia como éste en 60 países. Las escuelas Waldorf tratan de desarrollar seres humanos libres, capaces por sí mismos de impartir propósito y dirección a sus vidas como afirmaba su fundador Rudolf Steiner.

Aburrido, monótono o sin sentido, así describirían muchos sus años en clase. A algunos se nos olvidó divertirnos al aprender. No sabemos ni cuando, ni cómo, pero la educación acabó con nuestra creatividad. Cada día son más las escuelas, que cómo ésta, escapan de lo tradicional. Sus alumnos tienen un desarrollo integral. Te ayudan a desarrollarte como persona, pero también en lo que quieras llegar a ser. En su filosofía no priman carreras, ni trabajos mejor remunerados, sino aquellos capaces de hacerte feliz, que consigan que ames lo cotidiano.

Dan una importancia fundamental a la relación profesor alumno. Profesores de los que puedas aprender y que puedan aprender de ti, para los que no eres un número. Que aman enseñar porque sus alumnos aman aprender. Profesores que te hacen partícipes en sus clases cuando el sistema educativo se cae hecho pedazos, que se tomen en serio aquella frase que decía “Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo”.

Aprender no es malgastar la vida, es disfrutarla. Porque rara vez nos hemos sentido más libres que entre una mochila, unos cuantos libros y un par de lápices. Llega un momento en que lo importante no es vivir más, sino vivir mejor, más felices. El amor que sienten por el aprendizaje hace, que si se empieza a envejecer cuando se deja de aprender, algunos de ellos permanezcan siempre jóvenes.

Periodista | Twitter: @ GonzaloSt167 | CCS

blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com