En las nubes
Escrito por Gonzalo López Menéndez   
Miércoles, 01 de Febrero de 2017 00:05

altEl sueño en fase REM favorece la memoria, el aprendizaje y mejora la comprensión de información,

según un estudio publicado por la revista Science.

Los sueños dan forma a lo inexistente, nuestras fantasías, ideas e ilusiones. Allí la realidad no tiene fronteras, se presenta a nuestro modo y semejanza.

Si viviésemos con los pies en la Tierra, jamás los habríamos puesto en la Luna. No nos comunicaríamos aun separados por miles de kilómetros, ni habríamos escuchado nunca Yesterday de The Beatles. Habríamos ido en contra de nuestra naturaleza. Si no se persiguen, los sueños caducan, dejan de ser una evasión para convertirse en estrés y frustración.

Quienes sueñan despiertos corren el riesgo de deambular por otros mundos, pero “son conscientes de muchas cosas que escapan a los que sólo sueñan de noche”, sostenía el escritor estadounidense Edgar Allan Poe. Facilitan las relaciones sociales y en ellos encontramos expectativas, motivaciones y algunos incluso pueden ver el porvenir.Son esenciales en el desarrollo personal y profesional. No son un derecho que aparezca en la Declaración de Derechos Humanos de 1948, pero sin ellos no podríamos vivir.

Todos soñamos, ya sea con que nos toque la lotería, viajar al espacio o simplemente ser felices. Pueden ser metas, formas de vida o manifestaciones del subconsciente.No es algo obligatorio, pero sí es más que necesario. En un mundo que nos mantiene ocupados día sí día también, pararse a respirar y soñar debería entenderse como un suceso revolucionario.En ellos somos capaces de ver un mundo patas arriba. Allí, el aire es limpio, la televisión no preside las comidas en familia, las personas no viven para trabajar, sino que trabajan para vivir.

No hay persona alguna que viva en la calle, ni hambre en el mundo, la educación no es un privilegio y amamos a la naturaleza porque es una parte más de nosotros mismos.

Algunos todavía defienden una vida en las nubes para que nadie les acuse de dejar a medias un sueño imposible.

No importa si estamos despiertos o dormidos, son muchas las personas que persiguen sus sueños y no dejan que estos caduquen. Luego pueden recordar lo que fue, no lo que pudo haber sido. No existe una respuesta científica a por qué lo hacemos, pero nada sucedió sin ser antes un sueño. 

Periodista | Twitter: @GonzaloSt167 | CCS


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com