El futuro de las noticias
José Rafael Revenga (consultor)

alt"El problema de cómo distinguir información buena de la mala, es un problema que nos ha acompañado desde que empezamos a comunicarnos.

 
Más allá del esquema fraudulento
Oswaldo Álvarez Paz (abogado)

DESDE EL PUENTE
Oswaldo Álvarez Paz
MÁS ALLÁ DEL ESQUEMA FRAUDULENTO
Parte del fraude que hemos sufrido los venezolanos en los sopotocientos se concreta el día de las elecciones. Pequeñas y grandes picardías son ejecutadas impunemente en las narices opositoras, o sin ellas, por abandono o simple complicidad inducida por el miedo o el soborno. Pero no son la mayoría de los casos. Se trata de todo un esquema fraudulento cuidadosamente montado y perfeccionado en el tiempo ante la inexplicable indiferencia de quienes ejercen la representación de la Venezuela democrática. Se llega a extremos tales que algunos dirigentes opositores rechazan los planteamientos muy serios de SÚMATE o ESDATA, equipos integrados por profesionales de primera, expertos conocedores en la teoría y en la práctica de la materia electoral. Los llaman “radicales” tratando de desacreditarlos y hacerles perder credibilidad. Sin embargo, a pesar de todo eso y mucho más, los resultados que anuncia el CNE han sido cada día más cerrados en cuanto a los resultados voto a voto, aun cuando no así las consecuencias de los mismos. Es decir, desde las elecciones constituyentes de 1999 hasta las parlamentarias pasadas, el número de elegidos no corresponde a la cantidad de electores distribuidos en estados, municipios y circuitos electorales. En estas últimas con el 52% de los votos no alcanzamos una tercera parte de la Asamblea Nacional. Referirnos a las presidenciales es una necedad por lo reciente. Todos somos testigos de lo sucedido y nos lo calamos a costos elevados para la nación.
En esta oportunidad se trata de algo parecido. El fraude está montado y los mecanismos para el día de las elecciones a la vista. Pero sinceramente creo que no les alcanzará la magnitud de los preparativos para superar el enorme rechazo abierto y encubierto de los electores contra este régimen ineficiente y perverso. No serán suficientes las violaciones legales y éticas, ni las maromas politiqueras ya a la orden del día, para vencer a una nación dispuesta a ratificar ampliamente su vocación democrática. El binomio que dirige la tragedia, Maduro-Cabello, querrán no haberse enterado nunca del rechazo del que gozan entre sus propias filas, parte importante de la voluntad de cambio que se amplía diariamente en la nación. El cambio es indetenible.
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla  Lunes, 29 de junio de 2015

altParte del fraude que hemos sufrido los venezolanos en los sopotocientos se concreta el día de las elecciones.

 
El Estado Medidor (y una nota liscaniana)
Luis Barragán (Diputado AN)

El Estado Medidor (y una nota liscaniana)
Luis Barragán
“Hábito: dudar de la esperanza
y sentirla como carencia.
Agonía sin crisis, declive, desgaste,
lento derrumbe por trozos,
memoria, ruinas, vestigios”
Juan Liscano
Un Estado de reconocido desprestigio por sus incapacidades, decreta la medición de todo aspirante a cursar estudios superiores según su leal saber y entender. No logra preservar la vida de los ciudadanos, pavimentar las calles o garantizar los insumos básicos, ni mediana, honrada o diligentemente, pero – sobre el esfuerzo ajeno – desea erigirse como el tribunal dictaminador del talento y la vocación en Venezuela.
Poco importa si ha fracasado con sus bien dotadas  universidades paralelas, asediando a las públicas y autónomas por largos quince años, o que cuide de no precisar y divulgar las cifras de repitencia y deserción que ha acunado. En esas entidades paralelas, puede aseverarse, las “pruebas de aptitud académica” se pagan caro, pues, innecesariamente expuestos al constante fracaso y la decepción, sobrevive un porcentaje muy pequeño de los que cursaron uno o dos años de estudios regulares, aceptados sin la mínima prueba u orientación.
El criterio ahora será el del nivel de pobreza padecido con sus inevitables consecuencias culturales, creyéndose el Estado Medidor libre de toda responsabilidad. Nada o demasiado poco hizo en década y media por mejorar los colegios públicos frente a las escuelas privadas, pues, aunque pocos lo crean, unos eran mejores que las otras en el siglo pasado: peor, el delito ha anidado en unos, tanto que obliga a  hacer todos los sacrificios necesarios para  llevar a la prole a los otros. Por cierto, en éste sentido, no hay un solo capitoste del régimen que haya inscrito a su hijo en una entidad  bolivariana.
El Estado que fracasó tan rotundamente por todos estos años, no se le ocurre otra cosa que sentenciar a las universidades públicas, decidiendo el acceso  y quebrantando sendos mecanismos por siempre perfectibles. Intenta otra aventura, como es la de prefabricar una lucha de clases que, si fuere el caso, buen rato atrás la perdió.
Valga la coletilla, acercándose el centenario del nacimiento de Juan Liscano, intelectual de una extraordinaria versatilidad de inquietudes, recordamos la intensa polémica que protagonizó al cuestionar el rock, a mediados de los ochenta.  A través de sus libros y -  sobre todo -  artículos de prensa, no temió a la confrontación por un tema que tuvo a denodados defensores que lo asumieron hasta como un asunto literalmente existencial.
@LuisBarraganJ
Reproducción: Juan Liscano. Tribuna Popular (Caracas, 1950). ¿No fue Juan Liscano el último polemista  a contra-corriente? ¿Fue complaciente con la juventud de su tiempo? ¿Los jóvenes no superan políticamente hoy a quienes desean todavía disfrazarse de tales?
Lbarraganblogspotcom.jpg

altEl Estado que fracasó tan rotundamente por todos estos años, no se le ocurre otra cosa que sentenciar a las universidades públicas

 
Ni el Gobierno ni la MUD
Luis Fuenmayor Toro

Ni el Gobierno ni la MUD
Luis Fuenmayor Toro
En Venezuela, la tercera vía no es una propuesta a media distancia entre las propuestas del Gobierno y de la MUD. No es una posición intermedia, aunque a veces pueda serlo. Hay que entender que las opciones Gobierno – MUD, aunque polarizadas en parte en lo político y electoral, no son posiciones opuestas en relación con la vida económica y social del país. Confirman lo dicho las propuestas petroleras del “Plan de la Patria” y de Voluntad Popular. En ambas, la meta es producir 6 millones de barriles de petróleo para 2019 y ninguna considera la posibilidad de generar mercancías de mayor valor agregado a partir del petróleo. Quieren seguir vendiendo materia prima, seguir haciendo lo mismo que se ha hecho en el país desde hace casi un siglo.
Entre el PSUV y la MUD hay acuerdo en explotar el petróleo a través de empresas mixtas con las que se comparta la propiedad del crudo. Existe concierto en la existencia de una Ley Electoral que elimina la proporcionalidad establecida en la Constitución. Ambos aprobaron la Ley contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo, que no es otra cosa que un instrumento represivo contra la gente común y honesta y en absoluto enfrenta lo que dice enfrentar. Es evidente que una posición diferente en los casos anteriores no puede ser intermedia.
Se requiere pluralizar el escenario político y electoral, hasta ahora copado por los supuestos polos. Se necesita tener “otros pensamientos” en la Asamblea,  pues estamos hartos de los de estos 16 años, responsables de la tragedia actual. Debemos elegir otras fuerzas políticas y otros líderes que renueven la esperanza perdida. Hay que construir una expresión política de los descontentos, de los molestos con la polarización y evitar, de esa manera, la abstención electoral de los mismos o el tradicional voto por el “menos malo”.
Este objetivo necesita de un esfuerzo unitario, que se ha venido concretando en la Gran Alianza Nacional GANA, que reúne a partidos como el MAS, OPINA y el Movimiento Ecológico, junto con grupos como De Frente con Venezuela, Izquierda Democrática Ambientalista, el Movimiento Petróleo para el Pueblo, Resistencia Civil, Democracia Siglo XXI y varios otros. Se aspira se incorpore en esta necesaria unidad el Partido Socialismo y Libertad.
La base del desarrollo nacional es generar mercancías de alto valor agregado, lo que demanda abandonar el modelo rentista petrolero. Es forzoso el desarrollo de ciencia y tecnología, disponer de una población calificada y proceder a la construcción de ciudades como concentración de servicios y no sólo de gente. Incluir a los excluidos sin excluir a nadie, sin generar una dependencia perversa del Estado. Se trata de igualar por arriba y aumentar el bienestar con base en la producción de riqueza, para hacerlo sostenible y no fluctuante como ha sido.

altEn Venezuela, la tercera vía no es una propuesta a media distancia entre las propuestas del Gobierno y de la MUD.

 
El dedo y la civilización del espectáculo
Antonio Sánchez García (historiador)

altLa perversión de los valores no respeta ámbitos ni fronteras. La civilización del espectáculo, que no perdonara ni al sobrio y templado autor del perspicaz ensayo

 
Vulnerabilidad de los venezolanos se profundiza por exclusión de sus problemas en debate público
Especial OyN

altLa crisis que azota al venezolano fue abordado durante el foro “Vulnerabilidad y desprotección en la vida de los venezolanos”, efectuado este sábado en la Cámara de Comercio de Caracas,

 
El silencio cómplice
Fernando Facchin B. (abogado)

EL CARABOBEÑO
VIERNES 26.06.25
El silencio cómplice
Fernando Facchin B.
El silencio oficial se traduce en  violencia pasiva. Es una modalidad sibilina de manipulación, son prácticas de quienes no se atreven  a manifestar su opinión frente a un hecho concreto  y apelan a los subterfugios del silencio cómplice o violencia pasiva.
La inacción e indiferencia es violencia pasiva, silencio cómplice; es ignorar a “El Carabobeño” y desoír al clamor ciudadano, es fingir que no existe, que sus más de 80 años son una falacia.
A Carabobo, contra el silencio oficial, le acompaña, su historia, su cultura, sus costumbres y su dignidad, valores a los cuales pertenece “El Carabobeño”, aún en contra de sus detractores de la Plaza Sucre.
Las manifestaciones en favor de “El Carabobeño” son un gran clamor popular frente a las inmensas injusticias del régimen. El silencio cómplice  atenta contra la dignidad del pueblo carabobeño. ¿Cuál es el gentilicio del inquilino del Capitolio? Le exigimos se manifieste sobre si ama y respeta su región natal o la desprecia, esto último parece ser su bandera, ante su silencio.
El régimen es consciente de que la libertad de prensa significa el fin de su existencia. Cuando se han permitido dentro de los medios de comunicación pequeños resquicios de pluralidad, la receptividad de la población al mensaje transformador de cambio ha sido enorme. Ya las amenazas no asustan. La crisis arrincona, pero la sociedad dispone. “El Carabobeño” resiste y doblega al silencio cómplice.

altEl silencio oficial se traduce en  violencia pasiva. Es una modalidad sibilina de manipulación, son prácticas de quienes no se atreven

 
5 claves para entender la relación entre los Millennials y la tecnología en el trabajo
XEROX

altPuede ser sorprendente saber que la generación de los Millennials es en realidad más eficiente que las generaciones anteriores.

 
Sobre nuestra violencia
Víctor Maldonado C.

altA diferencia de lo que los venezolanos piensan de sí mismos, somos un país violento. Actualmente encabezamos todas las listas que al respecto

 
La última infamia contra Antonio Ledezma
Gerónimo Figueroa Figuera

altLa última infamia, aunque consideramos es la penúltima por la forma como actúan los regímenes autoritarios, contra el Alcalde Metropolitano de Caracas,

 
Perlitas: lo leí, no me lo contaron (Nº445)
Paciano Padrón

PERLITAS: LO LEÍ, NO ME LO CONTARON (Nº 445)
Twitter: @padronpaciano
v “Si algo ha caracterizado estos años bolivarianos es la profunda degradación moral de sus dirigentes”, encabezados por Diosdado y Nicolás.
v “La ONU debe pronunciarse sobre las detenciones arbitrarias del régimen represivo”, diosdadomadurista.
v “Chávez trasladó ‘simbólicamente’ los restos del Cacique Guaicaipuro al Panteón Nacional”, el copión de Nicolás trasladó “simbólicamente” al “Afrodescendiente Primero”.
v “Georgetown espera apoyo de CARICOM en disputa con Caracas”, ¿y la regaladera de petróleo en el Caribe sirvió pa’algo?
v “La OEA se ofreció como observador en Venezuela”, lo que desagrada a Diosdado y a Nicolás. ¿Dónde está la transparencia?
v “La Unión Europea solicita al CNE transparencia en todas las etapas del proceso electoral”. Eso es lo que no le gusta a Nicolás.
v “Uruguay propone cobrarle a Venezuela con petróleo”. El régimen maula adeuda $ 70 millones a exportadores.
v “Sospechan que muertes en Mérida sean por mal de chagas”. En este régimen de muerte reviven las enfermedades que habían sido exterminadas.
v “Se agrava el brote de varicela en el Hospital de Niños J.M. de Los Ríos”. Eso no es prioritario para Nicolás; vale, vete ya.
v “Choferes reclaman pasaje a Bs. 20”. Tienen derecho, el problemita es de dónde sacan más plata los usuarios empobrecidos.
v “La represión económica se manifiesta en control de precio y en el no acceso a los insumos”. El diosdadomadurismo es represión.
v “Señalan a Venezuela como ejemplo de relación entre corrupción y violación de DD.HH.”. El diosdadomadurismo nos ha colocado en 1er. lugar.
v “El Defensor del gobierno ignora que 15 jóvenes presos están en peligro de muerte”. ¿A quién defiende el indigno defensor?
v “Quince presos políticos claman por pronta atención médica”, el diosdadomadurismo patea los DD.HH.
“El cierre de líneas de crédito impide a proveedores surtir los laboratorios”, lo que le importa un pepino a Nicolás.
v “Los venezolanos deberían tener acceso a una cobertura mediática equilibrada en las parlamentarias”, es exigencia de la Unión Europea.
v “Pistoleros con chalecos antibalas mataron a jefe de escoltas de Bernal”. Cuando el hampa llega a ellos, qué queda pa´nosotros.
v “Bernal supervisará investigación del asesinato de su jefe de escoltas”, eso está bien, pero quién supervisa las investigaciones de los otros 150 mil asesinados en los últimos años.
PACIANO PADRÓN
Teléfonos: (0212) 482-4569 y (0414) 328-1848
E-Mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

alt“Si algo ha caracterizado estos años bolivarianos es la profunda degradación moral de sus dirigentes”, encabezados por Diosdado y Nicolás.

 
¿Para Brasil, es Venezuela un barril de pólvora?
Freddy Lepage (ex parlamentario)

altLa reciente frustrada visita al país de un grupo muy importante de senadores brasileños, encabezada por Aécio Neves, del partido socialdemócrata

 
País confuso o confundido
Rafael Diaz Casanova

Apreciados amigos:
Hoy jueves les copio el artículo que termino de redactar, revisar y corregir.
Espero les parezca adecuado y oportuno para publicarlo mañana viernes.
Entretanto reciban un gran abrazo y nuestro agradecimiento,
Rafael
País confuso o confundido
Rafael Díaz Casanova
Estamos tan confundidos que no nos atrevemos a creer el título de estas líneas. No podemos determinar si el confundido es el país o nosotros.
Hace un tiempo, cuando había una prensa y unos medios razonablemente críticos y libres, encontramos multitud de trabajos en los cuales se tildaba al régimen que nos destruye de equivocado y hasta de ignorante. La realidad y los acontecimientos más recientes desvirtúan esos supuestos. Lo que sucede es diferente.
Para nadie es secreto que las actuaciones de la cúpula destructora se corresponden a un diseño importado desde Cuba, respaldado por el Foro de Sao Paulo y cuidadosamente instrumentado por los secuaces de Fidel y Raul.
Los pasos destructores comenzaron con la escogencia de un ejército de cómplices que han copado todas las instituciones que deberían garantizar a los ciudadanos la calidad del gobierno. Así se tomó al tribunal de más alto rango de la república y se le plagó de secuaces que no tienen ni preparación ni criterio para dictar sentencias apegadas ni a las leyes ni a la ética y solo han construído la maraña legal que ha desvirtuado tanto al derecho público como al privado.
Paralelamente se pobló a las llamadas instituciones del “poder moral” (sic) de áulicos fanáticos del comunismo para que hicieran mutis en cada oportunidad en las que un ciudadano o un sector de la sociedad ha sido agredido por quienes detentan y abusan del poder.
Para complementar la barbárie se ha desvirtuado toda función reguladora de los poderes nacionales. La Asamblea Nacional es el foro donde se consagra la destrucción y lo conforma un terrible grupo de corifeos comprometidos con el destructivo proceso.
Así hemos llegado a estos tiempos en los que cada día debemos tratar de analizar y discriminar entre los eventos que van apareciendo en nuestra sociedad y aquellos, que diseñados por el foro rector, van escondiendo la realidad con eventos fabricados y magnificados por el régimen.
Así se vocifera la existencia de una “guerra económica”, cuyas expresiones no son nada distinto al diseño de la destrucción del aparato productivo nacional y el desarrollo de la economía del país. Así se ha destruído a PDVSA, la gallina de los huevos de oro, y se han robado y aplastado a numerosas unidades productivas desarrolladas por los venezolanos.
Pero el “hasta aquí” de la semana que termina, lo encontramos en la reacción de Miraflores (de quien detenta la máxima posición de la nación), al producirse el anuncio de la fecha de las elecciones legislativas el próximo 6 de diciembre y la aparición de resultados de encuestas que muestran un enorme deterioro en el respaldo del destructivo régimen. El ciudadano Maduro, ante una cantada derrota de sus copartidarios, ha vociferado: “Si el proceso es derrotado…rodará la sangre”. Poco más o menos, ha anunciado por una parte el desconocimiento de los resultados que las encuestas anuncian y por la otra, ha convocado a acciones reñidas tanto con la cultura democrática como con lo establecido en la Constitución…a la que poco caso hace.
En nuestra confusión nos preguntamos: ¿No son estos anuncios, incitación a la violencia y al delito? ¿Dónde están los poderes públicos que deben analizar y opinar sobre esa terrible frase? Pareciera que aquí no pasa nada o nuestra confusión nos anula.
Caracas, junio 25 de 2015.
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
@rafael862

altEstamos tan confundidos que no nos atrevemos a creer el título de estas líneas. No podemos determinar si el confundido es el país o nosotros.

 
Soberanía inmoral y demodée
Emilio Nouel V. (economista)

SOBERANÍA INMORAL Y DEMODÉE
"No se me puede seguir prohibiendo la entrada a la casa
de mi vecino si éste está matando a sus hijos con un hacha"
Joseph Roth
Nunca estará de más recalcar la idea de la legitimidad que tiene todo ciudadano del mundo de pronunciarse libremente sobre la situación de los derechos humanos en cualquier país, sea hombre de a pie o político.
Es un deber moral reivindicar ese derecho inalienable, que, además, está consagrado de manera formal por la normativa internacional, y en consecuencia, garantizado en los Estados miembros de la comunidad mundial.
Por tanto, no tiene fundamento válido alguno condenar a los que desde más allá de las fronteras político-territoriales, impugnan conductas gubernamentales reñidas con los principios democráticos.
Recientemente visitó nuestro país un grupo de senadores brasileños, alarmados, y con razón, por lo que está sucediendo aquí.
La persecución reiterada por razones políticas y en violación de las más elementales garantías constitucionales, no ha podido ser ocultada más.  Las evidencias golpean las conciencias de la región y el planeta. No sólo los políticos del país vecino, sino también prestigiosos e imparciales entes internacionales gubernamentales y privados han podido constatar el estado deplorable que los DDHH en Venezuela exhibe. El arduo trabajo que desde hace varios años ha realizado la oposición democrática venezolana, haciendo conocer esta gravísima situación, al fin, ha logrado cosechar frutos. Las dudas, el desconocimiento, las incomprensiones y la propaganda gubernamental que minaron esa labor difícil, afortunadamente, han sido disipadas en casi su totalidad. La mentira, como siempre, tiene las patas cortas.
Los que critican a los extranjeros, para el caso, los senadores brasileños, que vinieron a comprobar in situ en qué condiciones están las víctimas del gobierno autoritario venezolano, lo hacen echando mano del mantra demodé soberanista.  Éstos, o no comprenden el mundo sin fronteras que estamos viviendo en esa materia o sólo intentan disimular su consentimiento soterrado frente a violaciones flagrantes a los derechos fundamentales que tienen lugar en nuestro país.
Obviamente, para los gobernantes tiránicos la soberanía es un resguardo bajo el cual cobijarse. Según ellos, nadie que no sea venezolano tendría derecho alguno para opinar o actuar sobre los desmanes que perpetran los que han destruido el Estado de Derecho venezolano, que lo han vaciado de sus contenidos democráticos. El que lo haga será tildado de entrometido o de cualquier cognomento denigrante.
De allí que el recurso al chantaje soberanista sea lo típico en los déspotas y sus tontos útiles, los que tienen en aquel principio anacrónico un burladero perfecto para ponerse a salvo de la mano de la justicia, que ya no es exclusivamente nacional.
Todo el que reconozca el derecho de los extranjeros a criticar las arbitrariedades del gobierno propio será convertido, automáticamente, en traidor a la patria. Como si los maltratos, torturas, detenciones ilegales, juicios amañados y en fin, los delitos de lesa humanidad en general, fueran sólo de la incumbencia de los nacionales de un país.
Los DDHH son valores universales superiores. Frente a ellos no existe, jurídica y moralmente, poder estatal o nacionalidad que los desconozca o anule sin consecuencias. En este campo tampoco caben los relativismos absurdos. La dignidad humana es una, y el respeto a ella trasciende las fronteras. La ley no escrita de Antígona, como diría André Glucksman, concede el derecho a intervenir mediante la opinión, la ayuda, las presiones políticas y diplomáticas, y en los casos muy graves, la fuerza.
Desafortunadamente, tirios y troyanos en nuestro país, siguen manteniendo una visión aldeana, desfasada, en esta materia de la soberanía, y no son pocos los que sucumben al chantaje señalado.
El filósofo Michael Walzer, a quien he citado en otra ocasión, lo ha dicho acertadamente: “los principios de independencia política e integridad territorial no son un escudo para que se refugie la barbarie”.
La presencia de los senadores brasileños en Venezuela está ajustada no sólo a los valores democráticos, también a expresas normas internacionales, las de las Naciones Unidas, la Carta Democrática Interamericana y los Protocolos de Ushuaia de Mercosur.
Enarbolar el principio soberanista en esta situación es abiertamente inmoral.
Emilio Nouel V.
@ENouelV
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

altLos DDHH son valores universales superiores. Frente a ellos no existe, jurídica y moralmente, poder estatal o nacionalidad que los desconozca

 
Otra manera de sentir
Javier González Sánchez

Otra manera de sentir
Con 24 años, Laura García trabaja como abogada y nació con una particularidad que afecta a solo el 1% de la población mundial: tiene sinestesia, una facultad muy poco conocida que consiste en la activación simultánea de los sentidos. A la vez que se activa el sentido de la vista lo hace también el gusto, o el oído. De esta manera los sinestésicos pueden `ver` el sonido en colores, `oír` el sabor de los alimentos, o asociar emociones a colores de forma automática. Este último es el caso de Andrea, un tipo de sinestesia que se conoce como grafema en color.
Su cerebro relaciona a cada persona, nada más conocerla, con un color y con la sensación que este le transmite. “Es una cosa integrada en mí que no me paro a pensar”. A la hora de conocer a alguien establece una conexión instantánea entre la sensación que le transmite esta persona: bondad, seriedad, tristeza… y el color que por defecto tiene esa característica para ella. De esta manera siempre que vuelva a ver a esta persona `sentirá` este color.
Según un estudio de la Universidad de Macmaster, en Canadá; realizado por la doctora Daphne Maurer, todos los niños menores de cuatro años presentan cualidades sinestésicas. A esta edad el cerebro aún no ha terminado de especializar las distintas áreas del cerebro que controlan los sentidos. En el caso de los sinestésicos esta asociación no se realiza por completo o no se llega a producir.
A pesar de que la sinestesia no se trata a de una enfermedad a muchos sinestésicos les supone algunos problemas en su día a día. A la hora de realizar operaciones matemáticas o grandes lecturas las palabras y los colores se les combinan y les dificultan la concentración. En cambio, otros aprovechan su particularidad para desarrollar reglas nemotécnicas asociadas a los colores que sienten en las palabras o para pintar cuadros a través de los colores que ven en la música.
Para esta joven abogada es muy difícil definir su tipo de sinestesia porque nunca pensó que fuera algo que había que explicar. Reconoce que la mayoría de la gente a la que intentar contar su forma de ver el mundo no lo entiende. Cree que el resto de personas no puede percibir las relaciones de una forma tan intensa como ella y por tanto es difícil hacerles entender algo tan emocional como esto. Afirma que este puede ser el único problema que le cause su sinestesia, el exceso de emoción. Puede vivir una amistad de una manera mucho más intensa si percibe un color en esa persona que le resulte muy agradable, aunque solo haya hablado con ella un par de veces.
Laura reconoce que su sinestesia la limita hasta cierto punto a la hora de conocer gente. Al sentirlas en un primer momento de un color desagradable de forma instintiva intentará alejarse de esa persona “Es muy difícil que, intentando evitar el contacto con personas del color del odio mi percepción sobre ellas llegue a cambiar, ya que nunca haré por conocerlas a fondo y las trataré lo mínimo imprescindible”. Existen casos en los que no puede asignar un color claro en el primer momento, lo que ella define como un color “en tierra de nadie” o de “desconfianza”. Con este tipo de personas el color se define poco a poco conforme las conoce y el contacto con ellas se acentúa.
Hasta hace unos pocos años Laura no sabía que era sinestésica. Para ella era normal entender el mundo a través de colores y  sensaciones, creía que todas las personas lo veían así. Un día su hermana le enseñó un episodio del programa Redes en el que hablaban sobre la sinestesia. “Cuando vi el programa me quedé en shock. No terminaba de entender cómo era posible que la vida no fuera así, porque jamás me hubiera parado a pensar que fuera de otra manera”.
La sinestesia es una particularidad muy difícil de explicar y de detectar. Para la mayoría de los sinestésicos su forma de entender el entorno que les rodea es la correcta y piensan que el resto de las personas lo ven de esta manera. Descubrir que son diferentes, especiales… que la nota musical do no es de color rojo para todos o que la tristeza no es de color azul supone un golpe muy duro para la mayoría.
Javier González Sánchez
Periodista

altCon 24 años, Laura García trabaja como abogada y nació con una particularidad que afecta a solo el 1% de la población mundial: tiene sinestesia,

 
Industrialización y Reindustrialización: ¿Caras de una misma Moneda?
Enrique González Porras

altLos términos Industrialización y Reindustrialización y su alcance no constituirían fines por sí mismos, sino que se entiende implicarían consolidar un desarrollo vertical

 

Su opinión

opiniónynoticias.com