Sairam
Ox Armand

altLos expertos podrán orientarnos, pero lo cierto es que, cuando todos los cantantes son buenos y de voces parecidas, apenas uno de ellos salta a la fama.

 
Vendedores de humo
Antonio José Monagas

altSe dice que la política es como el amor. O sea, que en medio de sus realidades todo es posible. Aunque no siempre pareciera cumplirse.

 
Confiscación del derecho a la salud
Mercedes Montero (socióloga)

altVenezuela, país en el que todos los derechos humanos fundamentales se violan diariamente por parte de la dictadura Castro comunista de Maduro,

 
El ¿fin? del rentable negocio de la muerte
Noemi Portela Prol
El ¿fin? del rentable negocio de la muerte
El comercio de armas se cobra medio millón de víctimas al año mientras los países exportadores se benefician con un negocio que mueve 85.000 millones de dólares anuales. El Tratado sobre el Comercio de Armas (TCA) adoptado por la Asamblea de Naciones Unidas, y ratificado por más de medio centenar de países, pretende regular un mercado con grandes ganancias para los países exportadores pero con incalculables pérdidas para la humanidad.
El 2 de abril de 2013 la Asamblea General de Naciones Unidas presentaba una resolución para amparar el primer acuerdo global sobre el comercio de armas. Esta no sería la primera vez, tras varios años de negociaciones la organización internacional ya había propuesto un borrador en julio de 2012 pero este no fue admitido por algunos países, entre ellos Rusia y Estados Unidos, que solicitaron más tiempo. Sin embargo, en esta ocasión la respuesta fue muy distinta y la mayoría de los países apoyaron la adopción de la medida. Los 155 votos a favor mitigaron las 22 abstenciones y el no de tres Estados contrarios a la regulación de las armas (Irán, Siria y Corea del Norte) consiguiendo que se aprobase el texto que abría la puerta al Tratado sobre el Comercio de Armas.
A pesar de la aparente victoria, la resolución no podía adoptarse hasta que fuese ratificada por al menos medio centenar de países, cifra que se alcanzó el 25 de septiembre de 2014. Tras noventa días, el 24 de diciembre, y solo 18 meses después de la resolución presentada por la Asamblea General, el tratado entraba en vigor. El nuevo marco legal sobre el comercio de armas, pionero a nivel internacional, se ponía en marcha para intentar evitar la falta de transparencia en un negocio que mueve importantes sumas de dinero y es responsable de miles de muertes y abusos al año.
El documento de la ONU encierra una serie de normas para evitar que las transacciones armamentísticas incurran en una violación de los derechos humanos. Entre las medidas destaca la conocida como ‘Regla de Oro’. De acuerdo a esta norma, los países exportadores han de evaluar la posibilidad de que el material esté destinado a cometer crímenes de guerra, ataques a la población o genocidios. En ese caso, el país no podrá autorizar la transacción. Además, los países serán considerados responsables de estos intercambios y como tal deberán de responder sobre las irregularidades que se cometan.
Llama la atención que Estados Unidos, principal exportador de armas del mundo, haya apoyado la resolución cuando en 2012 se había opuesto al borrador. Sin embargo, el respaldo de Estados Unidos es lógico dado que la legislación no hace referencia al negocio armamentístico en el interior del país y sigue permitiendo un comercio legal. En palabras del secretario de Estado nortemaericano, John Kerry, se trata de “un pacto fuerte que puede robustecer la seguridad global mientras se protege el derecho soberano de los estados a llevar a cabo un tráfico legítimo de armas”. Las medidas vienen solo a mejorar y endurecer las legislaciones nacionales que ya existen sobre la materia en algunos países que, aunque necesarias, en la mayoría de los casos son insuficientes o de escasa aplicación. Y es que los controles excesivamente permisivos y la diversa procedencia de los componentes de cada arma hace imposible que un solo país pueda evitar dichas transacciones.
Es significativo el caso de España, uno de los primeros en ratificar el TCA y que ya regulaba el negocio con leyes internas. Sin embargo, ocupa el séptimo lugar en la lista de exportadores mundiales. En 2013 España duplicó la venta de material militar hasta alcanzar los 3.907,9 millones de euros. Un fiel reflejo de lo que podría pasar en los demás casos: una regulación que no siempre se cumple en un negocio que aporta cuantiosos beneficios.
Solo el tiempo dirá si el TCA ha conseguido la misión más difícil: trasladarse del papel a la práctica y que todos los estados, exportadores, intermediarios y compradores por igual, acaten las reglas. Que los beneficios económicos no se pongan por encima de los derechos humanos. Porque en el negocio de la muerte, no todo vale.
Noemi Portela Prol
Periodista
Twitter: @NoemiPortela

altEl comercio de armas se cobra medio millón de víctimas al año mientras los países exportadores se benefician con un negocio que mueve 85.000 millones de dólares

 
Brasil y Argentina: los países latinoamericanos que más apuestan en línea
Especial OyN

altPóquer, casinos, bingos, apuestas y concursos conforman el universo de juegos en línea disponibles en Internet.

 
Deporte de élites: La Regatta ROLEX cumplió 70 años
Especial OyN

altEn su 70ª edición, la Rolex Sydney Hobart ha vuelto a confirmar su estatus de leyenda y a demostrar que se encuentra en plena forma.

 
70 años después, pareciera que Hitler vive
Gerónimo Figueroa Figuera

altEl 27 de Enero de 1945, ya finalizando la segunda guerra mundial, las fuerzas militares del Ejército Rojo de La Unión Soviética fueron las primeras en llegar al Campo

 
Las malagradecidos (parte 2)
Antonio Sánchez García (historiador)

LOS MALAGRADECIDOS
PARTE 2
En el trasfondo de nuestro ser venezolano late un insólito, un apabullante, un cimarrón encono libertario. Una ganas de vivir que se sobrepone a todas las desventuras. Una esperanza jamás extinguida de que al cabo del desastre nos espere, una vez más, la felicidad: Venezuela.
Antonio Sánchez García, @sangarccs
1
Los demócratas venezolanos, a la hora de ofrecer cobijo, protección y sobrevivencia, no discriminaban por la militancia de quien solicitaba refugio. Cuando, viviendo en Múnich, Alemania, fui invitado a un Congreso de Filosofía Latinoamericana que se celebrara en Caracas en junio de 1977 bajo el auspicio de la Universidad Central de Venezuela y la Universidad Simón Bolívar, no sólo fui invitado haciendo abstracción de mi formación marxista: lo fui, bien por el contrario,  precisamente para que viniera a comunicar mis investigaciones sobre Antonio Gramsci, el fundador del Partido Comunista Italiano, mi mayor preocupación intelectual por entonces. Como también fuera el caso de quien me acompañara desde Paris, Marco Aurelio García, luego asesor de Lula da Silva y de Dilma Rousseff, todos nosotros marxistas confesos. Y por si todo ello fuera poco, la invitación formalizada por los organizadores del Congreso de Filosofía, en el que se discutían las principales corrientes del pensamiento filosófico dominante en América Latina, había sido propuesta originariamente por nuestro compañero del MIR chileno, el sociólogo argentino Tomás Amadeo Vasconi. Quien hacía vida en Caracas trabajando como catedrático e investigador de la Escuela de Educación de la Universidad Central de Venezuela. No sólo militábamos en la extrema izquierda chilena, Tomás y Marco Aurelio asilados en Chile, sino que formábamos parte de su equipo asesor.
Si alguien tiene algún interés en saber cuándo y cómo surgió mi fascinación por Venezuela y en particular por Caracas y mi relampagueante decisión de quedarme a vivir en ellas para siempre debo confesarlo sin ambages: la misma noche en que pisé tierra venezolana, cuando el destino quiso que fuera el primer exponente en el Congreso. Nada más bajar del podio, una vez terminada mi exposición, se me acercó un amable venezolano – como todos los que conociera desde entonces  - extendiéndome de inmediato una invitación formal para que me quedara en Caracas dictando un seminario durante un semestre en la Maestría de Filosofía de la UCV. Era el entonces director de la Escuela de Filosofía, José Rafael Núñez Tenorio. Quienes alguna vez se hayan encontrado abrumados en la soledad del destierro, acuciados por la necesidad de encontrar un trabajo de qué vivir, podrán imaginarse la emoción que me embargó al encontrar la primera persona del primer país del mundo que en esos años de errancia, perseguido por la dictadura de Pinochet, me abría las puertas de su Escuela, de su Universidad, de su ciudad y de su país. ¿No son razones asimismo abrumadoras como para amar a Venezuela y sentirse un eterno deudor por su cálida, desinteresada e inmensa generosidad?
Marco Aurelio no quiso quedarse. Tenía familia y trabajo esperándolo en la Universidad de Vincennes. Mi pasión fue más desbordante. Decidí esa misma noche cortar todos los puentes, como fulminado por el rayo de extrañas premoniciones. Como que pocos meses después conocería a la mujer de mi vida. Tal vez sea esa la explicación del por qué nos encontraríamos años después él y yo en el lobby del Meliá Caracas: él sirviendo como enviado plenipotenciario de Lula a los propósitos de legitimar y entronizar un régimen fraudulento, siguiendo las líneas bajadas por Fidel Castro y el Foro de Sao Paulo: yo empeñado en la lucha contra ese mismo régimen. Las vías se habían bifurcado. Para siempre.
2
Jamás me arrepentiré de la decisión más fulminante que he tomado en mi vida. De no haberlo hecho, probablemente me hubiera pasado lo que a tantos chilenos de mis mismas creencias y de mi misma generación que volvieron a su país, fijados a sus ideas como una mariposa en un insectario. Y posiblemente lo que le sucedió al mismo Marco Aurelio: quedarme empantanado en los predios de una izquierda trasnochada, prisionera de sus inveterados traumas y prejuicios, emponzoñada de odios y rencores. Soñando con hacerse con el Poder y tener éxito en el intento, echándose a las ubres del Partido y del Estado. Incapaz de reconocer, por ejemplo,  que Castro, lejos de ser el constructor del primer territorio libre de América, ha sido el más brutal, cruel e implacable tirano que haya conocido nuestra historia. Y que el poder conquistado no ha servido para empujar al hombre más allá de su servidumbre, sino para empozarlo en las formas más perversas de la corrupción, el abuso, la criminalidad. Como ha sucedido en Venezuela. Como parece estar sucediendo en Argentina, donde pretender hacer justicia puede costar un tiro en la sien. Como desde luego ha sucedido en Nicaragua y sin duda no ha dejado de suceder en Rusia, en Cuba y en Corea del Norte.
Quizá deba explicarme: en Venezuela, nadie, nunca, hizo amago de cuestionar mis creencias, mi ideología, mis inclinaciones políticas. Ni muchísimo menos mi origen social o mi nacionalidad. Puede que sea una excepción, pero dudo que lo sea: todas las puertas han estado abiertas. De todas las experiencias existenciales vividas en Venezuela esas son las dos más notables, porque fueron absolutamente inéditas para mí: la absoluta ausencia de discriminación y su insólita movilidad social. Así como la calurosa amistad siempre a mano. Jamás me faltaron amigos verdaderos y debo señalar con desconsuelo que, además de Ricardo Zuloaga y Pompeyo Márquez, por quienes he sentido un amor filial,  tres de ellos se han ido de este mundo viendo incumplidos sus sueños de morir bajo un cielo de libertades: Luis Penzini Fleury, Simón Alberto Consalvi y Alberto Quirós Corradi. Los tres formaban parte de mi particular familia venezolana. En la que sobran los miembros que le dan el calor y la gracia a esta lucha en que estamos empeñados.
Sin siquiera mencionar, por demasiado obvio, a mi propia familia. Aquella que me da raíces hispanas y criollas, que me lleva a las honduras maravillosas del cante jondo, de las coplas llaneras, del son y el sudor y me ha enseñado a familiarizarme con el arte y la grandeza del espíritu. Que me ha hecho ser lo que hoy soy: otro del que fuera aquel 28 de junio de 1977, cuando me asomara deslumbrado al rutilante y enceguecedor sol del Caribe, intuyendo que llegaba al lugar predestinado: Venezuela.
3
Puedo dar fe, pues ése es el tema del que tratamos, que ninguno de mis copartidarios y coterráneos tuvo menos fortuna en Venezuela de la que yo tuve. En ésta con razón llamada Tierra de Gracia, la felicidad no ha sido esquiva con nadie. Así, para quienes hayan sido educados en una sociedad profundamente jerarquizada como la de mis orígenes, estamental en su composición social y llena de tabúes, tradicionalista y colmada de prejuicios, disciplinas, usos y costumbres subcutáneas, más de una costumbre venezolana resulte chocante: el desenfado, la indisciplina, cierto irrespeto y desconocimiento de las normas y las jerarquías, la carencia de distancias en el trato entre los hombres, la ausencia de subentendidos, el inmediatismo espontaneista, la irreflexión,  la veleidad, el capricho. Ese vivir el día a día sin dedicarle un segundo al minuto que nos espera a la vuelta de la esquina. De lo cual se derivan todas sus desgracias, que solamente un insólito vitalismo impide se conviertan en tragedias.
Un amigo argentino me previno a mi llegada ante lo que para él constituía la señal distintiva del existencialismo tan propio y singular de los caribeños: “los venezolanos” – me dijo un día como confesándome un misterio – “no se mueren. Se les acaba la vida. En otras palabras: no conocen la angustia, el Da-sein, el ser hacia la nada. La nada misma. Por ello se matan, sufren y se mueren como pajaritos. Sin enterarse”.
Puede que tuviera razón. Y que estos veinte años de desastres puedan ser atribuidos a esas fallas existenciales, ontológicas de quienes viven la vida como una aventura, una apuesta, una partida, un juego de azar que termina antes de comenzar. No un destino. De quienes sólo piensan en la muerte cuando están ultimando los preparativos del entierro de un ser querido. Para vivir según la ley de Eudomar Santos: ir yendo según se va viendo. Ante lo que jamás se me ocurrió otra respuesta que la conocida aceptación pasiva del destino: “es lo que hay”.
Lo que incluso hoy, en medio de la peor catástrofe vivida en Venezuela luego de la Guerra Federal, no impide considerar que en el trasfondo de nuestro país late un insólito, un apabullante, un cimarrón encono libertario. Una ganas de vivir que se sobrepone a todas las desventuras. Una esperanza jamás extinguida de que al cabo del desastre nos espere, una vez más, la felicidad. En muchos sentidos causa y explicación del amor delirante que desata en ciertos espíritus allegados a sus costas. Vivir la vida con una intensidad luminosa, altiva, desafiante, casi animal. Me confieso parte de esa tribu que conspiró con la esencia de Venezuela desde que pisó sus costas. Lo que me impide comprender las razones de quienes, habiendo recibido el don de la gracia de su inmensa generosidad, la desprecian movidos por su ingratitud y su mezquindad. Si para mantenerme de izquierdas debía asumir ese proceder, doy gracias a la providencia por haberme anclado a la venezolanidad. Y haberme transformado en un converso. Me ha permitido mantener incólume uno de mis escasos bienes:
La gratitud.

altEn el trasfondo de nuestro ser venezolano late un insólito, un apabullante, un cimarrón encono libertario. Una ganas de vivir que se sobrepone a todas las desventuras.

 
Contra los estereotipos
Daniel Innerarity

altBastantes análisis del terrorismo yihadista recurren a generalizaciones y hablan de “terror islamista frente a civilización occidental”, como si nosotros fuéramos

 
Reflexiones desde el exilio
Oscar Pérez

REFLEXIONES DESDE EL EXILIO
Por: Oscar Pérez
Parecía una pesadilla o un hecho irreal; muy temprano en la mañana al despertar entendí que no era mi habitual dormitorio, que las personas que conversaban en la sala no eran mis familiares. Al salir a la calle detallé que la gente, muy amable sí, hablaba y vestía distinto, las placas de los autos eran diferente, el clima mucho más frio, no brillaba el sol como de costumbre y además observaba que en las esquinas en lugar de perrocalienteros habían vendedores de emolientes o tamales. Ese 08 de septiembre de 2009 entendí que estaba en el Exilio.
He escuchado a muchos que de la manera más ligera y olímpica, destilando odio cuestionan sin piedad alguna la decisión que varios ciudadanos venezolanos hemos adoptado al escoger el Exilio como forma de lucha, sin que ni siquiera se detengan a examinar o evaluar todos los sacrificios y hasta sufrimientos que este genera no solo para el desterrado, sino más grave aún para la familia que sin responsabilidad alguna debe comenzar a atravesar un verdadero calvario. No sé si reír o llorar cuando escucho la funesta frase “Exilio Dorado”.
Poco a poco fui entendiendo quienes en realidad eran mis amigos o fieles seguidores de un ideal libertario que por varios años nos mantuvo de manera firme recorriendo las calles de toda Venezuela. Los que no me eliminaron del Facebook o el Blackberry, los que no me bloquearon en Twitter, los que se tomaban un tiempo para enviar algún solidario email, los que en un eventual viaje a Perú se atrevían a contactarme para materializar un fraternal estrechón de mano o un cálido abrazo patrio, como también esos que a pesar de sus limitaciones económicas o apretadas agendas realizaban llamadas telefónicas para siempre expresar sus sinceros mensajes de fe, esperanza y optimismo cuando atravesábamos alguno de los ya incontables momentos de apremio que nos ha tocado vivir en el Exilio.
El destierro ha servido en mí para ordenar las ideas, alimentar mi sed de libertad y reencontrarme con el sagrado sueño de muchos venezolanos que aspiran un futuro cargado de ilusiones, progreso y oportunidades para todos por igual, en momentos cuando la desesperanza inducida desde el mismo gobierno solo busca alimentar un ambiente de frustración en su afán por desmovilizar a la población haciéndoles creer que ya nada tiene sentido y además que solo en “revolución” será posible adelantar cambios positivos para todos, a pesar de que producto de sus corruptelas e ineficacia han llevado al país a enfrentar las más grave crisis de la cual mi generación tenga memoria.
Como he dicho en reiteradas ocasiones no aspiro honores o reconocimientos, solo espero respeto al enorme sacrificio que me ha tocado enfrentar solo por mis ideas y de la incansable lucha que en las calles libré en rechazo a un modelo político hambreador, apátrida y sin vocación democrática alguna que alzando los estandartes del abuso de poder y la represión busca someter a todo un pueblo ansioso por alcanzar su propia reconciliación y recuperar la alegría colectiva que siempre le ha caracterizado. Felizmente y gracias a Dios este perverso modelo ya entró en su fase terminal.
Lo que hoy narro en primera persona es la historia de cualquiera de los que ya engrosa esta enorme lista de Exiliados venezolanos diseminados por distintas latitudes del mundo.  A todos nos une el mismo sueño de Libertad, de conquista democrática y pasión desenfrenada por la patria que nos vio nacer y a la que de seguro muy pronto retornaremos.
Culmino esta nostálgica perolata compartiendo un extracto de “Delirio y destino” de la filósofa española María Zambrano que en múltiples ocasiones he leído en mi incansable búsqueda de respuestas:
“En este camino, el exiliado se quedó al borde de la historia, devorado por ella, en un vacío, porque la historia ha dejado de hablarle; apartado de la historia, desaparece de ella.
El sujeto del exilio ha dejado de ser un sujeto histórico, porque el discurso de la historia no lo toma más en cuenta; al lanzarlo a sus bordes es borrado de toda memoria que lo recuerde.
De esta manera, al desterrado, se le deja sin voz; se le niega la oportunidad de dialogar o de intercambiar palabras con el espacio de su expulsión”.
¡Dios bendiga a Venezuela!
OSCAR PÉREZ
Asilado Político en Perú
FOTO: OSCAR PÉREZ
--
Prensa ABP Nacional /Prensa Richard Blanco
Lic. Laurinda Pestana
0412 2091577
0212 3109637
Email: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla , Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Twitter: @richardblancoof
OSCAR PEREZ 01.jpg

altParecía una pesadilla o un hecho irreal; muy temprano en la mañana al despertar entendí que no era mi habitual dormitorio, que las personas que conversaban

 
Kaspersky Lab lanzó el Kaspersky QR Scanner para dispositivos móviles Android e iOS
Especial OyN

Estimado/a colega,
Kaspersky Lab lanzó hoy el Kaspersky QR Scanner, un lector seguro de códigos QR para dispositivos móviles Android e iOS.
La aplicación gratuita esta disponible para Apple iOS y Google Android.
Tan pronto como el área cuadrada del código QR sea visible para la cámara del dispositivo, la aplicación responde verificando la información cifrada en el código QR.
El comunicado completo con mayor información está a continuación.
En caso de alguna pregunta o si necesita información adicional, no dude en avisarme.
Atentos saludos,
Yezabel Varela-Salcedo | Head of Corporate Communications, Latin America| Kaspersky Lab
Direct: +954 315-8133 | Mobile: +305 343-2218 | Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla | Skype: varelaysal
13450 West Sunrise Boulevard, Suite 510, Sunrise, FL 33323, U.S.A. | www.kaspersky.com,  www.securelist.com
Description: Description: Description: cid:image006.png@01CC0A6D.3C339BF0  Description: Description: Description: cid:image007.png@01CC0A6D.3C339BF0   Description: Description: Description: cid:image008.png@01CC0A6D.3C339BF0   Description: Description: Description: cid:image009.png@01CC0A6D.3C339BF0   Description: Description: Description: cid:image010.png@01CC0A6D.3C339BF0
Confidentiality Notice
This email message, and any attachments hereto, are for the sole use of the intended recipients, and may contain confidential and proprietary information. Any unauthorized use, disclosure or distribution of this email message or its attachments is prohibited. If you are not the intended recipient, please notify the sender by reply email and permanently delete this message and its attachments.
Kaspersky Lab lanza lector seguro de códigos QR para Android e iOS
Sunrise, FL, 30 de enero de 2015
Kaspersky Lab presenta su nueva aplicación móvil - Kaspersky QR Scanner. Este programa es compatible con Google Android y Apple iOS y no sólo puede leer la información de los códigos QR, sino que también advierte a los usuarios de enlaces potencialmente peligrosos dentro de ellos.
image010.jpg
Los estafadores inventan nuevos trucos constantemente para atraer usuarios a sitios maliciosos. Una treta que recientemente se ha hecho muy popular es la de cifrar un enlace de phishing en un código (QR) de respuesta rápida.
Los códigos QR ofrecen una cómoda herramienta para enviar enlaces a un dispositivo móvil, desde pantallas de computadora o páginas impresas. Sin embargo, a pesar de que usuarios con experiencia pueden reconocer URLs falsos en la pantalla, no hay forma de identificar un código QR malicioso a simple vista. Esto significa que los ciberdelincuentes no sólo son capaces de sustituir imágenes con códigos en línea sino que también pueden pegar de forma física sus códigos QR maliciosos sobre códigos auténticos en carteles y avisos reales.
El phishing mismo - la creación de páginas falsas con el fin de obtener datos personales de usuarios o para infectar sus dispositivos con malware - No es nada nuevo. Ha sido utilizado por los ciberdelincuentes por muchos años. Kaspersky Lab tiene un historial probado de éxito en la lucha contra esta amenaza y tiene amplias bases de datos de enlaces maliciosos y tecnologías eficaces para identificar sitios peligrosos de reciente aparición en Internet. Actualmente Kaspersky Lab está ampliando su protección contra phishing a los códigos QR.
Kaspersky QR Scanner es una aplicación gratuita para Apple iOS y Google Android. No contiene nada superfluo: no hay funciones opcionales adicionales, no hay botones innecesarios. El programa utiliza el siguiente método: leer - verificar - abrir. Tan pronto como el área cuadrada del código QR sea visible para la cámara del dispositivo, la aplicación responde verificando la información cifrada en el código QR. Si todo está en orden, abre la página. Si el enlace conduce a una página phishing o a un sitio malicioso, el usuario observará una notificación de advertencia.
image011.png
Además de las direcciones de páginas web, el lector detecta correctamente cualquier texto cifrado en los códigos QR, así como información del contacto, y también puede aceptar rápidamente ajustes Wi-Fi y conectar el dispositivo a la red* .
"Todos los canales de comunicación a través de los cuales los estafadores pueden transferir información dañina a dispositivos necesitan ser protegidos. Actualmente están escondiendo enlaces en códigos QR, y por tal razón necesitamos un lector seguro. El día de mañana, si aprenden a enviar enlaces a través de la radio o conectar un lector de tarjetas perforadas a los teléfonos, también tendremos que protegerlos. El asunto principal es que la tecnología de Kaspersky Lab puede detectar el riesgo y proteger de manera eficaz a los usuarios", dijo Alexey Chikov, Gerente Sénior de Producto, Kaspersky Lab.
Kaspersky QR Scanner es una nueva adición a la gama de productos móviles de Kaspersky Lab para usuarios domésticos. Actualmente éstos incluyen soluciones como Kaspersky Safe Browser para iOS y Windows Phone, Kaspersky Internet Security para Android y Kaspersky Password Manager para iOS y Android.
*Sólo para sistema operativo Android.
Acerca de Kaspersky Lab
Kaspersky Lab es el proveedor privado más grande del mundo de soluciones de protección para endpoint. La compañía está clasificada entre los cuatro principales proveedores de soluciones de seguridad para los usuarios de endpoint.1 Durante sus ya más de 17 años de historia, Kaspersky Lab continúa siendo una compañía innovadora en la seguridad informática y ofrece soluciones efectivas en seguridad digital para las grandes compañías, pequeñas y medianas empresas y consumidores. Kaspersky Lab, a través de su compañía tenedora registrada en el Reino Unido, opera actualmente en casi 200 países y territorios en todo el mundo, ofreciendo protección a más de 400 millones de usuarios a nivel global. Para obtener mayor información, visite http://latam.kaspersky.com.
1 La compañía logró el cuarto lugar en la clasificación IDC de los Ingresos por Seguridad de Endpoint en el Mundo por Proveedor, 2013. La clasificación fue publicada en el reporte IDC del "Pronóstico Mundial de Endpoint Security 2014-2018 y Acciones de Proveedores 2013" - (IDC #250210, agosto de 2014). El reporte calificó a los proveedores de software según sus ganancias por las ventas de soluciones de seguridad de endpoint en 2013.

altKaspersky Lab presenta su nueva aplicación móvil - Kaspersky QR Scanner. Este programa es compatible con Google Android y Apple iOS

 
CNN en Español transmite "Voces de Auschwitz"
Especial OyN

Voces de Auschwitz, este domingo en CNN en Español
El domingo 1º de febrero, CNN en Español presenta este programa especial de una hora conducido por el destacado periodista Wolf Blitzer
Decir Auschwitz, es evocar una época y un lugar donde la maldad y la muerte se impusieron sobre los valores más elevados de la humanidad. Escenario de un horror indecible y de un heroísmo inigualable, este campo de concentración nazi fue liberado el 27 de enero de 1945.
Documentales CNN, presenta el próximo 1º de febrero a las 7:00 p.m. (Atlanta) “Voces de Auschwitz”, un especial de una hora presentado por Wolf Blitzer, en el que CNN regresa a ese campo de la muerte a través de los ojos de quienes que fueron encarcelados allí, aquellos que sobrevivieron para contar su historia y que, viviendo las últimas siete décadas con valentía y esperanza, han desafiado la maldad aplastante que estaba destinada a destruirlos.
Este informe especial muestra las atrocidades cometidas en Auschwitz a través de cuatro sobrevivientes que cuentan sus historias de tortura, pérdida, desesperanza y, finalmente, liberación y supervivencia: Eva Kor, quien llegó a Auschwitz con su madre y su hermana gemela en 1944, cuando tenía solo 10años de edad; Renée Firestone, quien salvó su vida utilizando sus habilidades como un aspirante a diseñadora; Martin Greenfield, quien sobrevivió al intenso frío de la marcha de la muerte con el uso de uniformes de la Gestapo que obtuvo mientras trabajaba como sastre en el campo de concentración, y Anita Lasker-Wallfisch, quien utilizó su talento como músico y logró sobrevivir tocando cello en una improvisada orquesta en Auschwitz, para convertirse, luego, en fundadora de la prestigiosa English Chamber Orchestra.
Wolf Blitzer, periodista político de CNN y conductor del programa The Situation Room, también tiene vínculos con este campo de concentración. El año pasado, mientras exploraba sus propias raíces, descubrió que sus abuelos paternos murieron en Auschwitz. Este destacado periodista se sentó con el reconocido y laureado director Steven Spielberg para reflexionar sobre las historias de estos supervivientes y garantizar que sus historias nunca se olviden.
Voces de Auschwitz (Voices of Auschwitz), este domingo 1º de febrero a las 7:00 p.m. en CNN en Español, con retransmisiones el jueves 5 a la 1:00 p.m., el sábado 7 a la 9:00 a.m., y el domingo 8 de febrero a las 2:00 a.m. y 5:00 p.m.(horario de Atlanta).
En Venezuela, puede sintonizar CNN en International en los siguientes canales:
706 de DirecTV,  95 de Inter, 57 de Supercable, 63 y 56 de NetUno y 403 de MoviStar TV Digital
CNN en Español
La unidad de negocio de CNN en Español es responsable por varias plataformas de multimedia orientadas hacia una audiencia de habla hispana alrededor del mundo. Esto incluye CNN en Español, el canal de 24 horas de noticias para América Latina, México, y los Estados Unidos en tres diferentes señales alcanzando 37 millones de hogares y habitaciones de hotel en América Latina y a 4 millones de hogares en Estados Unidos, así como CNNEspanol.com, y CNN en Español Radio, que incluye estaciones de radio afiliadas en América Latina y los Estados Unidos en un acuerdo con Stardome Radio Networks.

altDecir Auschwitz, es evocar una época y un lugar donde la maldad y la muerte se impusieron sobre los valores más elevados de la humanidad.

 
La legislación de la represión
Víctor Maldonado C.

La legislación de la represión
Por: Víctor Maldonado C.
e-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
“Abandonad toda esperanza, los que entráis”
Dante
Hay fronteras que no deberían cruzarse. Una de ellas la que les otorga a los militares la potestad para decidir cuanta fuerza se puede usar para controlar las manifestaciones pacíficas e interpretar casuísticamente qué conductas pueden considerarse violentas, cuándo una manifestación se convierte en desorden público y bajo qué premisas se debe apoyar la autoridad legítimamente constituida. Es muy peligroso dejar en manos de un comandante de tropa la decisión de “rechazar toda agresión –contra esa autoridad-enfrentándola de inmediato y con los medios necesarios”.  Entre otras cosas porque ese militar puede ser “chavista, antiimperialista, socialista y revolucionario” como suelen vociferar en cada parada militar.
No está de más recordarle al General Vladimir Padrino Lopez, autor y firmante de la resolución 008610 de fecha 23 de enero del 2015, que sus disposiciones contradicen y violan lo dispuesto en el artículo 68 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que dice: “Los ciudadanos tienen el derecho a manifestar, pacíficamente y sin armas, sin otros requisitos que los que establezca la ley. Se prohíbe el uso de armas de fuego y sustancias tóxicas en el control de manifestaciones pacíficas. La ley regulará la actuación de los cuerpos policiales y de seguridad en el control del orden público”.
Una lectura civil y republicana de esta clausula constitucional define varias cosas: Que tenemos el derecho a manifestar pacíficamente. Que esa condición se cumple cuando los ciudadanos protestan sin el uso de armas. Que las autoridades –cuerpos policiales y de seguridad- no pueden en ningún caso usar armas de fuego y sustancias tóxicas para reprimir. Que no están allí para violar un derecho sino para controlar el orden público. Por lo tanto los cuerpos policiales, e incluso la GNB, deben entender que se hacen presentes para garantizar el ejercicio de un derecho constitucional y no para reprimirlo. Su rol institucional es a favor del ciudadano y de ninguna manera para apoyar la autoridad legítimamente constituida en contra de los ciudadanos. Y finalmente, la presencia militar debería ser solo una medida excepcional y no la regla. Los militares no están para eso.
Otra dimensión irrenunciable  del mismo análisis es el contexto en el que se produce la resolución  y la ideología del grupo que está en el poder. Este es un régimen militar y de militares cuyas cúpulas se muestran radicalmente comprometidas con la suerte del régimen, mostrándose orgullosamente sectarios y pavoneando su prepotencia autoritaria al saberse “guapos y apoyados”. Baste ver la conducta de algunos de ellos cuando tienen que “controlar” manifestaciones, discurseando arengas, invocando al Che y colocando a todo volumen canciones de Alí Primera. Solo es necesario recordar los excesos recientes en donde no se han ahorrado ni la impudicia ni la impunidad con la que han golpeado o dejado asolar a grupos de manifestantes. Entonces no estamos hablando de un cuerpo institucional sometido a la ley y respetuoso de los derechos, sino de una organización parcializada que grita todas las mañanas al levantarse “patria socialista” y que se regodea en esa unidad cívico-militar que se ha convertido indebidamente en el primer gran objetivo histórico del Plan de la Patria.
Porque estamos en la hora más menguada de nuestras instituciones tenemos el deber de  advertir que esa resolución tiene que verse como un punto de inflexión hacia una situación mucho más oscura y de mayores consecuencias. Con ese espíritu quise releer el “Informe Nunca Más” producido por la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas. El contenido del informe es doloroso  porque recoge los excesos de un régimen militar  que “desde el 24 de marzo de 1976 contó con el poderío y la impunidad del Estado absoluto, secuestrando, torturando y asesinando a miles de seres humanos”.
Por eso mismo es peligrosa esta avanzada hacia la impunidad legitimada por leyes y resoluciones espurias. Porque esa tragedia –la de los argentinos- comenzó precisamente cuando “la impunidad pasó a convertirse en un elemento previsto para la ejecución del delito, incorporada como coraza de los hechos y formando parte del «modus operandi» de una conducta delictiva sistematizada. Es el caso del terrorismo de Estado”. Comenzó cuando el grupo en el poder identificó a los demás como sus enemigos internos y se autorizó a sí mismo para exterminarlos. Siempre hay un primer paso para instaurar el terror. Siempre hay precedentes a esa condición de desprotección que se va arraigando en la sociedad hasta volverlo todo una mezcla de huída y desesperanza. Ese ingreso al hades de la impunidad se ha hecho sin renegar de las declaraciones formales y de los compromisos discursivos con un “deber ser” que no les estorba a la hora de la masacre. Ernesto Sábato, presidente de la Comisión destila tristeza cuando reconoce el fracaso de la realidad a pesar de que “todas las naciones civilizadas, incluyendo la nuestra propia, estatuyeron en sus constituciones garantías que jamás pueden suspenderse, ni aun en los más catastróficos estados de emergencia: el derecho a la vida, el derecho a la integridad personal, el derecho a proceso; el derecho a no sufrir condiciones inhumanas de detención, negación de la justicia o ejecución sumaria”.
Todos esos derechos se han invertido. El régimen confunde sus propios intereses con los del pueblo. En la reciente reunión de la CELAC ese nuevo club de intereses presidenciales repudió la imposición de “sanciones unilaterales en contra de funcionarios gubernamentales…” pero nunca se preguntó los por qué, en ningún caso se atrevió a señalar las razones asociadas a la violación de derechos humanos y la persecución de la oposición. Nadie aludió a los presos políticos ni a su maltrato. Nadie preguntó qué es eso que llaman la tumba, cinco a seis sótanos bajo tierra donde yacen jóvenes cuyo único delito es resistirse a esta escalada del terror… que siempre comienza con algo, con el primer tiro, el primer mal cálculo, la exacerbación de la hipersensibilidad de la piel de los gobernantes y esa carencia de escrúpulos asociada a la adulancia y al pescueceo que podría aportar, por qué no, a la aniquilación del mil veces nombrado enemigo de la revolución.
El miedo es una advertencia. Todo es posible bajo la consigna “patria socialista o muerte”, aunque ahora la alusión luctuosa haya sido cambiada por ese “venceremos” que resulta más amenazante que la oferta de autoinmolación original. El miedo es la oferta para lograr la desmovilización. Es la moneda de cambio de tantos “Benavides”  a los que solo les falta ese empujoncito leguleyo que los autoriza y les concede el place argumental para comenzar a disparar. ¿Quién será la primera víctima? Sábato sigue delineando ese ambiente de terror absoluto en el que “iba arraigándose la idea de la desprotección, el oscuro temor de que cualquiera, por inocente que fuese, pudiese caer en aquella infinita caza de brujas, apoderándose de unos el miedo sobrecogedor y de otros una tendencia consciente o inconsciente a justificar el horror: «Por algo será», se murmuraba en voz baja, como queriendo así propiciar a los terribles e inescrutables dioses…”. Se trata de invertir la carga de la prueba. El abaleado será culpable de la embestida bestial. Se oirá en la boca de los mentirosos de siempre miles de argumentos supuestamente conspirativos y luego ese silencio que arropa, esa relativización del dolor y del hecho que solapa un caso tras otro hasta reducirlo a  una cifra o a la negación de esa estadística. Ernesto Sábato vuelve a la carga para demarcar el crimen: “Es el caso del terrorismo de Estado. Ya protestaba Hobbes en su «Leviathan», que no existe crimen más grande que aquel que se perpetra a conciencia de su impunidad. Por ello mismo, la subversión institucional inherente a tal situación perjudica seriamente y por un tiempo difícilmente mensurable la virtud ética que han de contener los actos gubernamentales”. Es el caso de esta oprobiosa y eufemística resolución 008610 de fecha 23 de enero del 2015 firmada por Padrino López y avalada por todos los poderes públicos, o sea, por esa masa compacta y totalitaria que se conoce como Socialismo del Siglo XXI.
Nadie aprende en cabeza ajena. El régimen de Videla fue perseguido hasta la muerte de todos sus actores. La sociedad argentina todavía llora ese estado de conmoción y de guerra civil donde unos y otros fueron calificados como enemigos y que se resolvió de la forma más brutal. Todo comenzó por el principio, por esa primera decisión, tímida tal vez, pero que desencadenó una tormenta de vilezas y crimen. Nosotros estamos oyendo muy fuerte esas campanas que repican a muerte. John Donne advirtió estos momentos oscuros en uno de sus poemas más famosos: “Ninguna persona es una isla; la muerte de cualquiera me afecta, porque me encuentro unido a toda la humanidad; por eso, nunca preguntes por quién doblan las campanas; doblan por ti”.
Por eso mismo no podemos seguir permitiendo que se avance más en una legislación que  se parece demasiado a tragedias que otros países preferirían no haber vivido. ¿Seremos nosotros los próximos en gritar un “nunca más” pero demasiado tarde para resarcirnos del dolor y del tiempo perdido?

altTodos esos derechos se han invertido. El régimen confunde sus propios intereses con los del pueblo

 
Padrino
Nicomedes Febres (médico/politólogo)

PADRINO
Nicomedes Febres
* Aquí las noticias se suceden a una velocidad pasmosa y lo que fue noticia la noche anterior, en la mañana ya es un refrito. Iba ayer a referirme al caso de diosdado y la acusación del hombre de confianza del difunto en manos de la DEA que está cantando como Pavarotti y hasta con banda sonora. No sé si es verdad la acusación, pero dudo que los gringos inventen una cosa de esas cuando ni siquiera sembraron armas de destrucción masiva en Irak para justificar la destrucción de Sadam Hussein. Las autoridades gringas saben que si mienten en una interpelación del congreso, y más ahora que está en manos de la oposición republicana, los castigan con 20 años de cárcel por perjurio. Así que tiendo a creer que esa acusación es verdad. Pero la acusación, siendo cierta o falsa, representa un golpe letal para el chavismo a futuro, pues si bien maduro no cuenta, su hombre fuerte ha quedado expuesto a terribles delitos contra la humanidad, lo mismo que el turquito de Aragua; y Jaua, con lo de Brasil, quedó muy expuesto y con plomo en el ala en materia de corrupción. Es obvio que maduro está dedicado a pasear y no quiere tomar medidas económicas acertadas, pues si las toma, tampoco nadie le hará caso. También está muy claro que está pidiendo a gritos que lo tumben y lo dejen tranquilo en el exilio. El hombre está negado a gobernar. Ante semejante vacío de poder y con el país a la deriva frente a una crisis social, económica y política mayúscula en frente, el general Padrino decidió publicar un reglamento para darle manos libres a las fuerzas armadas a la hora de reprimir una crisis política causada por una conmoción social. La forma por supuesto es tan torpe que cayó como debió caer el Decreto de Guerra a Muerte proclamado por Bolívar en 1813, que hasta ahora nadie ha defendido. Alguna información que no poseemos debe tener el general Padrino para haber ordenado ese reglamento inconstitucional, que a lo mejor no le fue consultado a maduro. No creo que como está el cuadro político tan vigilado desde el exterior, tal reglamento u ordenanza tenga algo que ver con la oposición que siempre ha transitado y proclamado su apego a la toma del poder por la vía pacífica y en el marco de la constitución. Entonces, la verdadera pregunta es a quien va dirigido ese instrumento represivo?. Es una pregunta capciosa que todos debemos hacernos antes de ponernos a cacarear como una gallina que acaba de poner un huevo. Independientemente que alguno este de acuerdo con Padrino, la cosa presenta demasiadas aristas y es una amenaza para toda la población. Pero algo debe hacerse pues la policía y el ejército no pueden estar todo el día cuidando colas, mientras el hampa está desatada matando, violando y robando por doquier y el gobierno niegas la existencia de las colas.
* La foto del día es el colegio San José de Tarbes en El Paraíso que fue fundado a comienzo del siglo XX y cuyo terreno fue donado por los hermanos Zuloaga. Las monjas del san José de Tarbes vinieron de Francia a Venezuela a finales del siglo XIX a trabajar como enfermeras en el Hospital Vargas, pues un hospital como ese necesitaba un personal calificado, que solo podía proveer una congregación religiosa. Luego de los tradicionales conflictos de La Iglesia católica y los gobernantes criollos durante todo el siglo XIX, el presidente Rojas Paúl, que era católico, mejoró las relaciones con la Iglesia y así pudieron venir las monjitas a trabajar en el hospital y luego se dedicaron a la enseñanza.

altAquí las noticias se suceden a una velocidad pasmosa y lo que fue noticia la noche anterior, en la mañana ya es un refrito.

 
Cayó venta de hardware en 2014
William Peña (periodista)

Cayó venta de hardware en 2014
La limitación en el acceso a divisas impactó las cuentas de los proveedores de equipos
Durante el año pasado las ventas finales en promedio cayeron más de 70 por ciento
ÂARCHIVO
Aunque el 2013 fue un año de problemas para la industria de las tecnologías de información, el cierre fiscal terminó siendo favorable y, según cifras de la filial local de International Data Corporation (IDC) el total de ventas de hardware en el país creció cerca de 11%, con algunos segmentos incrementando su valor y otros cayendo en volumen de ventas.
Pero ese respiro no fue igual en 2014, por lo menos en el primer semestre del año y el sector de TI no corrió con tanta suerte, pues los números terminaron cediendo de forma importante y algunos segmentos, como el de computación, terminaron arrastrándose con fuerza, sin mayor opción de recuperación.
Las cifras de IDC destacan una caída en la venta y disponibilidad de equipos de computación, incluyendo computadoras de escritorio, laptops, netbooks y tabletas, de más de 80% en comparación con el primer semestre de 2013, una cifra que refleja la paralización casi total de un sector de negocios en el país, en el que no sólo se termina afectado al ciudadano común que compra un equipo para su uso en el hogar o el denominado home-office, sino a toda una cadena de empresas, negocios, pymes, entre otros, que necesitan de las tecnologías para mejorar sus procesos de negocios y aumenta la productividad.
Y es que, según los datos de IDC, lo único que salvó al segmento de computación de una mayor caída, tanto en 2013 como en 2014, fue la colocación, vía Estado, de las populares canaimitas, los equipos de computación que se vienen entregando a estudiantes de educación básica, que representaron la mayoría de productos colocados en 2013, pero ese resultado no puede ser medido con la misma fuerza con relación al sector privado o a las empresas mixtas que producen equipos de computación en el país, porque los equipos no se venden, sino que se obsequian. Según IDC, en el primer semestre del 2014 no hubo distribución mayor de esos equipos en el país.
Aislando ese resultado, que le dio oxigeno al segmento de computación como un todo, está el que vivió realmente el sector privado en esos últimos dos años, donde vio reducir su presencia en el segmento de computación en más del 80%, con ventas menores a 150 mil equipos durante todo el primer semestre del 2014.
En el 2013, el sector privado en total no alcanzó ventas por 300 mil equipos de computación.
En el segmento de servidores, que tiene que ver directamente con la industria, negocios, empresas y pymes, entre otros, también terminó el año con pocas ilusiones. Según cifras de IDC, en el primer semestre del año la venta de esos equipos en el país tuvo una caída de más de 48% con relación al mismo período del 2013 y, el resultado no fue más negativo, porque con la flexibilización de la Ley de Ilícitos Cambiarios, algunas empresas terminaron negociando la adquisición de equipos pagando en moneda extranjera, lo que les permitió a los fabricantes tener un poco de oxigeno en el país. Esa misma historia vivieron los proveedores de equipos de almacenamiento, que vieron caer sus negocios con fuerza en el 2013, pero de forma sorpresiva lograron una ligera recuperación en 2014. Según IDC, la colocación de equipos de almacenamiento creció en promedio 45% en el primer semestre de 2014, luego de ver una caída de más de 70% en 2013.

altAunque el 2013 fue un año de problemas para la industria de las tecnologías de información, el cierre fiscal terminó siendo favorable y, según cifras de la filial local de International Data Corporation (IDC)

 
Perlitas: lo leí, no me lo contaron (Nº 427)
Paciano Padrón

PERLITAS: LO LEÍ, NO ME LO CONTARON (Nº 427)
Twitter: @padronpaciano
v “Dios es de la oposición”, cierto, “se opone al abuso, a la maldad y la injusticia”.
v “Vamos en bajada y sin frenos… ¡Dios proveerá!”. Este chofer sabrá de todo menos de conducir bien.
v “El discurso de Maduro parece una carrera de obstáculos”, “siempre hay un traspiés, un brinco, un paso en falso”.
v “Insulza a los expresidentes: Bienvenidos al club de los insultados por un presidente venezolano”. Eso no es para hacer chiste, insulso. Actúa.
v “Prohibido prohibir” habría que gritarle a Maduro, embrión de tirano.
v “Desde hace 3 meses no llegan clavos a ferreterías”. Vamos a dar en el clavo, saquemos a Nicolás.
v “Fiscal Ortega Díaz: Todos los detenidos son tratados de acuerdo a la ley”. Luisa, díselo a Leopoldo en su cara.
v “El reto de toda disidencia es una unidad compacta”. Ese es el desafío y el camino.
v “Maduro se contradice a tal velocidad, que es casi imposible seguirlo”, por eso luce solo, ya pocos lo siguen.
v “Cuba negoció a la calladita su acercamiento a EE.UU., y la Comunidad del Caribe mira al norte” sin decir nada. Fracasa la política de petrochequera.
v “El uso de armas mortales contra manifestaciones públicas instaura un estado policial”. Estás llegando lejos, Nicolás.
v “Los oficiales corrompidos están inmersos en el derrumbe ético de la nación”. Militares pa´los cuarteles.
v “PDVSA debe aumentar la producción”. ¿Con qué se sienta la cucaracha?
v “Estamos indignados y cansados de hacer colas”. Escucha a la gente, Nicolás, renuncia vale.
v “33 % de los hogares cayeron en la pobreza entre 2013 y 2014”. Nicolás, renuncia vale, no obligues a otras salidas.
v “Si no se atienden a los nuevos pobres, se pasará de una pobreza coyuntural a una estructural”. Pa´llá vamos si seguimos calándonos a Nicolás.
v “Hay uso excesivo de fuerza represiva contra las protestas”, pero para los asesinos del régimen no es suficiente. Detente Nicolás.
v “El poder acumulado por el Ejecutivo permite el acoso a los opositores”. A un pueblo en marcha no lo detiene nadie.
v “No solo estamos en manos del hampa armada, sino que ahora autorizan a los militares a que salgan a matar”. Basta Nicolás.
v “Elecciones sindicales de Sidor retrasadas por fallo del TSJ protegen al PSUV” de una paliza.
v “Zapatazos: Sí… yo fui azote de barrio, ¡pero ahora lo soy de Venezuela entera!”. Es verdad hasta muy pronto.
PACIANO PADRÓN
Teléfonos: (0212) 482-4569 y (0414) 328-1848
E-Mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

alt “Dios es de la oposición”, cierto, “se opone al abuso, a la maldad y la injusticia”.

 

Su opinión

opiniónynoticias.com